miércoles, 25 de mayo de 2016

Mendel el de los libros de Stefan Zweig.

Stefan Zweig es un autor que me gusta mucho y del que he leído varios libros: Carta a una desconocida, Impaciencia del corazón, o el Mundo de ayer, su autobiografía, pero por un motivo u otro seguía teniendo pendiente Mendel el de los libros, y lo peor es que no hacía más que ver reseñas que lo ponían por las nubes y mi librero no paraba de recomendarmelo, así que decidí que no pasaba de este año, y me lo compré con la intención de leerlo para el mes temático de Laky.

                     Editorial: Acantilado, Fecha de publicación 1929/2015. 57 pág.

El autor: Stefan Zweig,  nació en Viena en 1881 y fue un escritor enormemente popular tanto en su faceta de ensayista y biografo como en la de novelista. Su capacidad narrativa, la pericia y la delicadeza en la descripción de  los sentimientos y la elegancia de su estilo lo convirtieron en un narrador fascinante, capaz de seducirnos desde las primeras lineas.Se suicidó junto a su esposa en Brasil en 1942 en Plena II Guerra Mundal, ante el temor de que el nazismo se extendiera por todo el planeta.
Entre sus obras podemos destacar:

.- Teatro:
  • La casa al borde del mar 1911.
  •  Jeremias 1916.
.- Poesía:
  • Cuerdas de plata 1901.
  • Las primeras coronas 1906.
.- Novelas:
  • Los prodigios de la vida 1903.
  • En la nieve  1904.
  • El amor de Erica Ewan. 1904.
  • Confusión de los sentimientos 1926
  • Carta a una desconocida 1927.
  • Veinticuatro horas en la vida de una mujer 1929.
  • Mendel el de los libros 1929.
  • La piedad peligrosa o la impaciencia del corazón 1939.
  • Novela de ajedrez 1941.
.- Biografias.
  • Fouche, el genio tenebroso 1929.
  • Maria Antonieta, 1932.
  • Maria Estuardo. 1934.
  • Erasmode Rotterdam 1934.
.- Autobiografia
  • El mundo de ayer publicado tras su muerte.

Argumento: Escrito en 1929. Mendel el de los libros narra la trágica historia de un excéntrico librero de viejo que pasa sus días sentado siempre a la misma mesa de uno de los muchos cafés de Viena. Con su memoria enciclopédica, el inmigrante judio- ruso no solo es tolerado sino querido y admirado por el dueño del café Gluck y por la culta clientela que requiere sus servicios. Sin embargo en 1915 Jakob Mendel es enviado a un campo de concentración, acusado injustamente de colaborar con los enemigos del imperio austrohungaro. Un breve y brillante relato sobre la exclusión en la Europa de la primera mitad del siglo XX.
Análisis de la novela y opinión personal: Una tarde de lluvia el escritor Stefan Zweig se refugia en un café cualquiera para evitar quedar empapado, el café le resulta extraño, conocido y desconocido, ajeno y familiar, tan incomoda es la sensación que decide abandonar el local enfadado consigo mismo, sin embargo apenas da unos pasos se produce el reconocimiento " con una única y ardiente sacudida que me hizo estremecer de felicidad", se encuentra en el Cafe Gluck, donde hace más de veinte años conoció a Jakob Mendel, un pequeño librero de viejo procedente de Galitzia,  que  con su enciclopédica memoria lo saco de un aprieto cuando empezaba su carrera literaria, el entonces joven escritor quedo fascinado con aquel extraño homb3recillo con la cabeza en los libros, que vivía en su particular mundo  y gracias al cual se había acercado por primera vez al enorme misterio de que "todo lo que de  extraordinario y más misterioso se produce en nuestra existencia se logra solo a través de la concentración interior, a través de una monomanía sublime, sagradamente emparentada con la locura.",  avergonzado por no haberse preocupado más por tan singular maestro  busca al camarero y  le pregunta que fue de Jakob Mendel,  pero nadie sabe darle ninguna razón, el antiguo propietario ha fallecido, el personal es nuevo  y nadie ha oído hablar de tan singular personaje, al final, la señora Sporchil, la encargada de los aseos y única superviviente de aquella época, evoca para el escritor el destino del pobre librero.
Narrada en primera persona, de un tirón, sin divisiones en apartados  ni capítulos, Stefan Zweig, nos cuenta con su delicadeza y maestría habituales, la historia de un hombre, que solo vivía para los libros, alejado de la realidad exterior y cual fue su  destino, el mismo que el de los que pretenden vivir en su propio mundo sin ajustarse a las reglas de la sociedad.
También como de pasada, nos hace una breve semblanza de un mundo inmerso en la guerra y la destrucción y  de los cambios que se produjeron a consecuencia de ella.
Decir que la novela me ha gustado sería decir poco, me ha emocionado y enamorado porque Jakob Mendel es un personaje que se hace querer y que no se merecía su final , me ha recordado a otro gran loco y soñador que murió cuando le hicieron vivir en el mundo: Don Quijote.
Para terminar: " Me sobrevino una especie de temor. Solo entonces, al cabo de los años, comprendí cuanto es lo que desaparece con semejantes seres humanos.. porque todo lo que es único resulta día a día más valioso en un mundo como el nuestro, que de manera iremediable se está volviendo cada vez más uniforme..."

Participa




16 comentarios:

  1. ¡Hola! Este libro me gustó bastante, pero no tanto como "Carta a una desconocida". Aun así, ambas historias me parecieron muy conmovedoras, y tengo claro que no serán los últimos libros que lea del autor :)

    Besitos!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Mar.
    Aun no me he estrenado con este autor, pero es que me da mucha pereza. Seguro que en un futuro caeré rendida ante su prosa. Besos

    ResponderEliminar
  3. A mí me pareció un relato muy triste... Me recordó un poco a El viejo y el mar!!
    Y sí... El párrafo final es mi preferido!!! ;)

    ResponderEliminar
  4. Una maravilla de libro. De los que sé que volveré a leer.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Uff para mí es casi esencial que esté dividido en capítulos, si no me da miedo que se me haga muy pesado... Un besote :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy breve, solo 57 páginas y engancha tanto que no se te hace pesado. Besinos.

      Eliminar
  6. También me gustó mucho, Mendel es un personaje que conquista
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Me gusta muchísimo Zweig, sobre todo sus biografías. Pero el caso de Mendel es especial y todos salimos de su lectura queriendo entrar a ese café
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Tenía previsto leerlo este mes. pero al final no podrá ser.
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Tenía previsto leerlo este mes. pero al final no podrá ser.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. El libro no lo conocía pero cuando un autor gusta hay que leer todo lo que se pueda suyo o esa es mi política jeje Veo que lo has disfrutado enormemente.

    Un beso =)

    ResponderEliminar
  11. Fue mi primer acercamiento al autor y me gustó mucho, después he repetido con otras de sus novela cortas y Carta a una desconocida también me gustó mucho!
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Respuestas
    1. Pues anímate que vale la pena. Besinos.

      Eliminar
  13. Tengo pendiente al autor y al libro, a ver si le hago un hueco pronto porque promete.

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Hola Mar ya he leído dos de sus libros y es seguro que repetiré porque ambos me han gustado, y éste que nos traes hoy es uno de ellos. Me pareció una lectura muy interesante y como con tan pocas páginas puede decir tantas cosas y dejarte con tantas preguntas. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar