jueves, 6 de julio de 2017

Agosto: Mes del Thriller ( más sorteo)

Por cuarto año consecutivo, Laky de libros que hay que leer ha decidido que Agosto sea el mes del Thriller, entendiendo por tal ( según la wikipedia) " todo genero Cinematográfico y Literario que persigue despertar la emoción, la tensión y el suspense, a partir de la narración de algún hecho criminal o  judicial". Son libros ligeros, fáciles de leer en cualquier lugar, que vienen muy bien para quien quiera descansar y no leer novelas difíciles o complicadas. Lo único que hay que hacer para participar en el mes temático es leer y reseñar del 1 al 31 de Agosto alguna historia que cumpla con estas características,  y para animarnos, sortea dos ejemplares de Desaparecido de  C.L. Taylor, una novela que por las reseñas que he leído tiene una pinta estupenda. Aquí dejo el enlace y aviso que el plazo para el sorteo termina el sábado 8 de Julio a las 8 de la tarde.

Mis lecturas:
1.-

domingo, 2 de julio de 2017

La segunda vida de Viola Wither de Stella Gibbons.

Cuando Impedimenta publicó La hija de Robert Poste de Stella Gibbons, debí ser una de las primeras personas que la leyó porque recuerdo que mi librero acababa de recibirla y me la recomendó muy calurosamente diciendo que era un libro para mi y que me iba a encantar y ese mismo día comencé a leerla. Aunque he de reconocer que Rafa tiene buen ojo para asesorarme con las lecturas,  en ese momento la verdad es que falló estrepitosamente,desde el primer momento me cayó mal Flora Poste, y ni la historia me convenció ni hizo ninguna gracia, de hecho decidí que no iba a leer nada más de la escritora. Sin embargo la carne es débil, y cuando hace dos semanas pasé por la biblioteca buscando un libro que me encajara en el mes temático de Laky y en la sección de humor encontré La segunda vida  de Viola Wither de Stella Gibbons, decidí darle una nueva oportunidad a la autora porque la sinopsis me llamó la atención y me traje la novela a casa.
                      Editorial: Impedimenta. Fecha de publicación: 2013. 464 pág.
La autora: Stella Gibbons, Londres 1902-1999. Fue la mayor de tres hermanos. Sus padres ejemplo de la clase media inglesa interurbana le dieron una educación típicamente femenina. Su padre un individuo bastante singular, ejercía como médico en los barrios periféricos más pobres de Londres, aunque tenía tendencias suicidas, le encantaba el alcohol y el láudano y era dado a los ataques de odio hacía el género femenino en general. Esta turbulenta infancia marcó a Stella Gibbons, que utilizó parte de este material para crear a los grotescos Starkadder, protagonistas de su obra maestra, La hija de Robert Poste. En 1921, Stella se matriculó en Periodismo, y luego comenzó a trabajar en la British United Press. En 1926, Maudie, la madre de Stella, murió y su padre la siguió pocos meses después. En 1930, mientras trabajaba en el Evening Standard, publicó un libro de poemas, The Mountain Beast
que recibió elogios de la mismísima Virginia Woolf. La hija de Robert Poste fue publicada en 1932 y su éxito fue instantáneo ( aunque fuera prohibida en la recién nacida República de Irlanda por su velada defensa de la contracepción). En 1934, la novela fue galardonada con  el Prix-Femina-Vie-Heureuse. De hecho,  Gibbons es conocida casi exclusivamente por esta obra, que dió lugar a las secuelas Navidades en Cold Comford Farm ( 1940) y Flora Poste y los artistas ( 1949), a adaptaciones cinematográficas, y que está considerada la novela cómica más perfecta de la narrativa inglesa del siglo XX. Stella Gibbons es autora de venticinco novelas, entre las que destacan: Basset (1933), la segunda vida de Viola Wither ( 1938), Weswood ( 1946) o Here Be Dragons ( 1956), amén de tres volúmenes de relatos y cuatro libros de poesía, la mayoría de ellos muy vendidos en el mundo anglosajón. Estuvo casada durante más de veinticinco años con el actor y cantante Allan Webb, que murió en 1959. Dejó de publicar en 1972, aunque escribió dos novelas que fueron publicadas a su muerte, hecho que aconteció en 1989 en Londres. Está enterrada en el  cementerio de Highgate.
Argumento: Viola Wither es una chica encantadora y no muy avispada que se casa con un hombre con posibles al que no ama realmente. Cuando su marido fallece, Viola se queda en la más absoluta miseria por lo que no tendrá más remedio que vivir con su familia política en The Engles, una casa en la que todo es tristeza y oscuridad. El Señor Wither es un hombre tacaño y gris. La Señora Wither la ignora desde el principio y sus dos cuñadas Madge y Tina, piensan demasiado en si mismas para ocuparse de ella. Por fortuna siempre existirán las fiestas benéficas y la posibilidad de cruzarse en ellas con Vitor Spring, el ídolo  local, un hombre rico y algo superficial con el que todas las mujeres sueñan en silencio.
Stella Gibbons nos vuelve a deleitar con una comedia llena de agudeza, ternura e ingenio, en la que no faltan las largas fiestas estivales, los amores cruzados, las huidas, los giros repentinos, los amantes de la poesía y un bosque en el que los encuentros y desencuentros ocurren siempre de noche.
Análisis de la novela y opinión personal: Viola Wither se ha quedado viuda por la repentina muerte de su esposo que además la ha dejado en la miseria, como no puede volver a trabajar de dependienta en Thompson & Burgess que fue donde su marido la conoció y carece de dinero propio, no tiene más remedio que trasladarse a The Engles, la casa solariega de su familia política y vivir con sus suegros y sus cuñadas. Desde el primer momento la joven se encuentra incomoda en la mansión, el señor Wither no piensa más que en el dinero y en ahorrar y se queda horrorizado cuando descubre que su nuera esta prácticamente en la indigencia, la Sra Wither no le tiene ningún cariño porque casi no la conoce y siempre le extrañó que una muchacha tan guapa hubiera aceptado casarse con su hijo del que no tenía una opinión demasiado elevada, sus cuñadas la desprecian un poco por su pasado de dependienta y porque les parece apocada  y demasiado joven, además las dos están muy ocupadas con sus propias vidas, están solteras y tienen intereses muy diversos, Magde la mayor, práctica numerosos deportes y esta obsesionada con que su padre le permita tener un perro, Tina, por su parte, está muy preocupada por su pelo, y porque a su edad  no ha conocido el amor. Como se puede ver, Viola no termina de encajar en la casa,  pero esto no le importa demasiado siempre que en sus paseos por el bosque o en alguna fiesta pueda tropezarse con Victor Spring, el atractivo terrateniente local del que todas las muchachas del pueblo, Viola incluida, están enamoradas.
La segunda vida de Viola Wither esta dividida en 27 Capítulos y contada en tercera persona por un narrador omnisciente.
Con un estilo irónico, agudo, fresco, la autora nos presenta a unos personajes algo estereotipados pero bien dibujados. La joven Viola: inocente, romántica, un poco tontorrona, viuda de un hombre de buena familia a quien no amaba, con el que se casó movida por la pobreza y que termino muriendo sin dejarle un duro, y que al final se enamora del " príncipe" de la localidad, guapo, rico, algo superficial, prometido...
El Sr Wither: al que solo le preocupa el dinero y sueña con la caída de la bolsa, un hombre anodino y materialista que no recibe demasiado bien la llegada de una nuera pobre, aunque deba acogerla por las apariencias.
La Sr Wither: insulsa y sin personalidad, no soporta las discusiones y quiere que todo se lleve a cabo con modestia y decoro.
Madge: deportista, su mayor sueño es tener un perro y dedicarse a su crianza, le importa mucho la reputación de su familia que podría dificultar su vida social. Deplora las decisiones que toman tanto Tina como Viola.
Tina: con treinta y cinco años y obsesionada con su pelo, Tina lleva una vida que sabe vacía y que no consigue llenar hasta que el amor que tanto desea aparece, pero es un amor poco convencional que le obliga a tomar decisiones drásticas.
Saxon; chófer de los Wither, un joven atractivo y listo que sabe ganarse la voluntad de sus patrones.
Annie, Cook y Fawcuss; doncella, mayordomo y cocinera de la familia Wither ellos también tienen algo que decir respecto a la atmosfera que se respira en The Eagles y lo que ocurre en la casa.
La Sra Caker. madre de Saxon, una mujer muy hermosa en su juventud, pero que ahora esta vieja y gastada y debe trabajar como lavandera para mantenerse.
El Ermitaño: viejo mendigo que vive en el bosque y parece conocer todos los secretos.
Victor Spring: joven terrateniente, guapo, rico, enamoradizo, superficial, el sueño de todas las doncellas del pueblo, su novia es Phyllis Barlow, a la que conoce desde la niñez, sabe que acabará casándose con ella pero no están oficialmente prometidos, ella es una niña malcriada y consentida pero Victor saber que encajará en su mundo.
Sra Spring: la madre de Victor, viuda, su hijo es su mayor tesoro y todo lo que él hace está bien, no termina de convencerla su novia, pero no se opone a que se case con ella, confía en que la joven cambie cuando tenga hijos,
Hetty: prima de Victor, una joven nada convencional, a quien no le gustan las fiestas ni la vida social y que se esconde en la huerta para estar a sus anchas y leer con tranquilidad porque la poesía es su pasión.
La sociedad de la época también esta muy bien retratada: la diferencia de clases, la situación de dependencia de la mujer, la importancia del dinero... y las fiestas, los saraos, y la apacible y  no tanto vida campestre...
La segunda vida de Viola Wither me ha gustado bastante,  sin ser una de mis mejores lecturas del año me ha reconciliado con la manera de escribir de la autora y me tenido entretenida e interesada desde el principio, algo lento, hasta el final mucho más interesante, eso si, yo no consideraría esta novela de humor, cierto que es ligera y en algunos momentos chispeante, pero yo no me he reído, ni siquiera sonreído en ningún momento ( para el humor soy difícil, lo sé).
Para terminar: " Las chicas de diecinueve años pueden clasificarse en dos grandes grupos: las que tienen claro que se casarán pronto y las que saben que existe una posibilidad bastante grande de que no se casen nunca, Viola Thompson, única hija de Howard Thompson copropietario de Burguess and Thompson, Ropa de Señora, había pertenecido sin duda a la segunda clase."

Participa