miércoles, 15 de marzo de 2017

Quince días de noviembre de José Luis Correa.

En la Yincana Criminal de 2015 descubrí a este escritor de la mano de varios compañeros, y hoy lo traigo yo en esta nueva Yincana Criminal, dentro del apartado la acción transcurre en una isla, aunque  tengo que confesar que con Ricardo Blanco, el detective protagonista, he tenido mis más y mis menos.
                             Editorial Alba . Fecha de publicación: 2003, 192 pág.

El autor: José Luis Correa (Las Palmas 1962), es doctor en Filología Española y profesor titular de Didáctica de la Lengua y Literatura en la Universidad de las Palmas de Gran Canaria. Durante los últimos años y paralelamente a sus tarea docente ha desarrollado una profusa y constante labor literaria, refrendada por la obtención de diferentes premios. Como escritor de relatos obtuvo El Premio Julio Cortazar ( La Laguna 1998) y el Premio Campus ( Las Palmas de Gran Canaria 1999). Pero es en su faceta de novelista donde ha obtenido los mayores logros entre los que destaca El Premio Benito Pérez Armas ( Santa Cruz de Tenerife), el más antiguo y prestigioso de Canarias con su obra " Me mataron tan mal" y el Premio Vargas Llosa ( Murcia 2002) con echale un ojo a Carla. 
Con Quince días de noviembre irrumpe en el genero negro e inicia una serie protagonizada por Ricardo Blanco que continuará con Muerte en Abril 2004, Muerte de un violinista 2006, un rastro de sirena 2009 y Nuestra Señora de la Luna 2012. La obra de Correa ha traspasado nuestras fronteras y ha sido traducida al alemán, al italiano y al finlandés.
Argumento: A sus 44 años, Ricardo Blanco ha conseguido encauzar una vida sin mancha montando en su ciudad, Las Palmas de Gran Canaria, una agencia de detectives con la ayuda del dinero de un amigo. El encargo que le hace una bella mujer de investigar el aparente suicidio de su novio, lo sumergirá en dos mundos seductores pero al cabo peligrosos: Los bares, cruceros y fiestas de los "niños" bien de las Palmas, con su insultante vocación de impunidad y la atracción fatal de su clienta, María Arancha, que amenaza el aparente despego del detective.
Análisis de la novela y opinión personal:  Quince días de noviembre es la primera novela de una serie protagonizada por Ricardo Blanco, que a sus 44 años y después de varios intentos de encauzar su vida laboral, termina estableciéndose como detective con el apoyo económico de Miguel Mollano, uno de sus amigos. Los casos que se le presentan no son demasiado atractivos hasta que un día entra en su oficina una hermosa mujer, María Arancha ( Maracha para los amigos), pidiéndole que investigue la muerte de su prometido, Toñuco Camenber, muerte que a ella le parece sospechosa, aunque la policía tiene claro que se ha suicidado, embobado por la belleza de su clienta y encontrando algunas incongruencias en los datos que se le facilitan, el detective accede a hacerse pasar por antiguo compañero de María Arancha e introducirse en el mundo de riqueza y confort en que se mueve la mujer para descubrir quien puede beneficiarse de la muerte de Toñuco, las investigaciones no solo ponen en peligro su vida, sino también  la de algunos de sus más cercanos colaboradores...
Quince días de noviembre esta dividida en  tomas, como si fuera una película, en vez de en capítulos, (11 exactamente) y narrado en primera persona por el protagonista. La acción de la novela se desarrolla en las Palmas de Gran Canaria, durante los quince días que dura la investigación (de ahí el titulo).
Los personajes: El protagonista es Ricardo Blanco, quien después de comenzar varias carreras: derecho, psicología, ingeniería, parece haber " sentado la cabeza", como detective en la agencia Blanco y Mollano, el negocio , por lo que cuenta, no le va mal, y Ricardo se defiende con honores, pero en ningún momento te crees que se parezca en lo más mínimo ni a San Spade, Philip Marlowe,o Humphrey Bogart,  aunque él se compare con frecuencia, si resulta un hombre inteligente y honesto, aunque en algunos momentos parezca abducido por Maracha.
Inés: su secretaria, una mujer no demasiado atractiva ( parece ser que la eligió la mujer de Mollano, y tendría miedo a que su marido se despistara), pero eficiente y leal, y que posee el secreto de preparar un buen café.
Inspector Gervasio Álvarez: Policía no demasiado inteligente, pero integro " Que ha pasado por todos los peldaños del escalafón hasta llegar hasta donde esta ahora. Sus indelicadas maneras, sin embargo escondían un oficial honesto aunque obtuso, que soñaba con un mundo algo menos injusto y a quien se podía acudir en caso de apuro".
Rafael: Aparcacoches de la zona de San Bernardo y confidente de Ricardo.
El abuelo de Ricardo: viejo marinero que lo crió, su único familiar vivo, su referente, un hombre con la sabiduría que da experiencia y la soledad del mar.
María Arancha ( Maracha): Atractiva clienta de Ricardo que viene a contratarlo para que descubra cual es la verdadera causa de la muerte de su prometido; Toñuco Camenber, " Se llamaba María Arancha y  por supuesto era pija, Cuando la vi cruzar la puerta del despacho, el noviembre pasado, lo primero que me llamó la atención, fue la falta de aliento de sus ojos caoba".
Luismi, Esperanza, Justo, Pablo, Mariana, Fede y Carina: amigos pijos de Maracha, que  desde luego saben mucho más de lo que cuentan.
El estilo: complejo, a veces dificil, con frases muy largas y abusando de la yuxtaposición  " Hice algunas indagaciones durante la mañana, presioné a algún portero, me colé en algún hospital, me quejé ante algún hermano, engañé a alguna madre, me sentí abochornado de mi profesión, me sentí orgulloso de mi profesión, me harté de mi profesión, pero a fin de cuentas estuve preparado para las alegaciones finales."
"Esa noche la pasé en blanco, en blanco puro y duro, en blanco humo de pipa, en blanco restos de cigarrillos y vasos empantanados, en blanco, sabor pastoso en el cielo de la boca..."
Quince días de noviembre me ha decepcionado porque esperaba mucho más, me ha resultado muy lenta, con un protagonista con el que no he simpatizado en exceso ( demasiado creído y pedante para mi gusto), con unas reflexiones excesivamente largas que parecían paralizar la acción y una trama que no termino de engancharme,  una pena porque la ambientación en la isla me gustó, y me encantó el personaje del abuelo.
Para terminar: Aunque me han asegurado que una vez que te acostumbras al estilo del escritor, la serie engancha, no creo que repita, al menos por ahora que tengo un montón de pendientes.

Participa







21 comentarios:

  1. Pues por lo que cuentas yo no me voy a animar, como dices con tanto por leer... mucho me tiene que encandilar un libro para embarcarme en otra serie policíaca que llevo varias en marcha.Buena reseña muy bien argumentada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Ufff, no me embarco en ninguna saga más hasta que no le haya dado largas a todas las que tengo pendientes, pero gracias por tu recomendación. Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué pena que te haya decepcionado, espero que disfrutes más de tu próxima lectura. Un besote :)

    ResponderEliminar
  4. Creo que lo dejo pasar, tengo mucho esperando que me atrae más.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Este tipo de series me dan pereza. Y la verdad es que tengo varias por casa.

    ResponderEliminar
  6. Esta la dejo pasar que no creo que disfrutase con el estilo del autor
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Pues mira, en el fondo mejor, así una menos que me apunto :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Pues esta creo que no termina de llamar mi atención, la verdad.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Hola guapa!
    La verdad que es una pena cuando después de una lectura te quedas decepcionada con ella. Yo no creo que me anime con él. Gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  10. Lamento la decepción, algo que suele ocurrir con los inicios de más de un escritor que, con el tiempo, evoluciona tanto a nivel personal como a la hora de "vendernos" mejor a sus protagonistas.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues lo cierto es que de inicio ya no me seducía en exceso pero sobre todo me echa para atrás ese estilo tan denso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. No sé si le daría una oportunidad si cayera en mis manos, aunque supongo que sí. Por el título me ha recordado a la serie que protagoniza el inspector Mascarell, bajo la pluma de Jordi Sierra i Fabra, ésta sí altamente recomendable.
    Gracias por la reseña.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Yo leí uno de él el año pasado y si te digo la verdad apenas me acuerdo. A mí lo de las oraciones largas cada vez me gusta menos, pero depende mucho del estilo en general.
    Una pena que no te haya gustado tanto como esperabas.
    Besos :)

    ResponderEliminar
  14. De esta novela no había oído hablar anteriormente, pero me parece que no va a pasar por mis manos, tengo muy buenos libros pendientes de leer y muy poco tiempo. Besos

    ResponderEliminar
  15. De esta novela no había oído hablar anteriormente, pero me parece que no va a pasar por mis manos, tengo muy buenos libros pendientes de leer y muy poco tiempo. Besos

    ResponderEliminar
  16. Desconozco totalmente a este autor, y la novela por lo que dices y con lo que tengo que ajustar mis lecturas al poco tiempo que me queda, de momento la dejo pasar. Besos

    ResponderEliminar
  17. Ups ¡Vaya decepción! Creo que también la dejaré pasar por tiempo principalmente y porque soy defensora de la literatura sencilla.

    ResponderEliminar
  18. Vaya, la sinopsis resultaba atractiva, pero si te ha decepcionado, pasa a la lista de los no pendientes. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Mi tiempo cotiza en bolsa desde hace casi un año, si la novela tiene una redacción compleja se me atragantará así que de momento no creo que me pierda en ella

    ResponderEliminar
  20. Pues no conocía este libro, y por lo que cuentas, creo que podré pasar sin leerlo. Besos

    ResponderEliminar