lunes, 31 de octubre de 2016

Sin novedad en el frente de Erich Maria Remarque.

Desde el momento en que vi la casilla de la Yincana  Histórica " Conflictos Bélicos : Sucedió durante la Primera Guerra Mundial, supe que quería releer Sin novedad en el frente de Erich Marìa Remarque, una novela que leí por primera vez hace un montón de años, cuando tenía diecinueve como el protagonista y que en aquel momento me emocionó profundamente. Además la relectura la hice en el mismo libro que entonces, una novela que me había dejado mi tío- abuelo.
                       Editorial: Bruguera, Fecha de publicación: 1980, 224 pág.

El autor: Enrich Maria Remarque, cuyo nombre real era Erich Paul Kremers, nació en Osnabrück, Alemania en 1898. Combatió en la Primera Guerra Mundial y después fue maestro, agente de negocios, médico y dibujante. Acusado de derrotista por el régimen nazi, abandonó Alemania  y se refugió en Suiza en 1931. En 1940  se trasladó a México y de ahí a EEUU, cuya nacionalidad adoptó en 1947. Desde  1948 residió alternativamente en EEUU y Suiza. Murió en Ascona en 1971.
Obras:
  • Sin novedad en el frente 1929, fue quemada por el régimen nazi porque era contrario a la propaganda,
  • El camino de vuelta 1931.
  • Tres camaradas, 1937.
  • Náufragos 1941.
  • Arco de Triunfo 1946.
  • La chispa de la vida 1953.
  • Tiempo de amar tiempo de morir 1954.
  • El obelisco negro 1956.
  • La noche de Lisboa 1963.
  • El cielo ni tiene favoritos 1963.
  • Sombras en el Paraíso 1971.
Argumento: Sin novedad en el frente es un clásico de la literatura antimilitarista, un relato inclemente y veraz de la vida cotidiana de un soldado durante la Primera Guerra Mundial, en ella Erich Maria Remarque refleja parte de las experiencias vividas como soldado en esta contienda.
Análisis de la novela y opinión personal: Paul Baümer es un joven estudiante que junto con un grupo de compañeros de clase se alista para luchar en la Primera Guerra Mundial, no tiene mucha conciencia de a donde van ni que es una guerra pero son " animados" a ello, por tutores, profesores y padres, las personas que deberían ser "Los mediadores, los introductores al mundo del trabajo, de la cultura, del deber, del progreso" son las que los empujan a participar en la barbarie y  los muchachos aceptan sin rechistar "Porque en el fondo teníamos fe en ellos. La noción de autoridad que representaban les otorgaba a nuestros ojos mucha más perspicacia y sentido común". Sin embargo la convicción de que los mayores saben lo que hacen dura poco y su mundo comienza a tambalearse " El primero de nosotros que murió echo por tierra esa convicción. El primer bombardeo nos reveló nuestro error, y al darnos cuenta de ello, se derrumbo con él el concepto de mundo que nos habían enseñado".
Enfrentados a la dura realidad no tiene más remedio que adaptarse a la situación e intentar sobrevivir, su mundo se reducirá a la pura supervivencia, a comer, a procurar que no los maten y por lo tanto a matar "" nadie nos enseño en la escuela como prender un cigarrillo cuando llueve, ni como puede encenderse un fuego cuando la leña está húmeda; tampoco nos enseñaron que el vientre es el mejor lugar para clavar la bayoneta porque no se encalla como en las costillas", a valorar el apoyo y ayuda que puedan prestarte los demás "Cogemos en  brazos al herido, uno de nosotros le sostiene el brazo maltrecho, Nos alejamos así, de prisa, tropezando por el camino" y a soñar que harás cuando todo termine " Albert, si realmente te fueras a casa ¿ Que harías?"
La novela se divide en doce capítulos y cada uno de ellos en partes de diferente duración, está narrada en primera persona por Paul Baümer, salvo  la parte final a cargo de un narrador omnisciente.
Los personajes: no están excesivamente descritos ni desarrollados, solo se nos dan una pinceladas, las suficientes para caracterizarlos , que los veamos como seres humanos y podamos empatizar con ellos.. Al que mejor conocemos desde luego es a Paul, de él sabemos de primera mano sus opiniones, sentimientos, dudas, temores... junto a él  sus compañeros de clase  como Hemmerich, el primero en ser herido,  Muller, que aún sueña con unos utópicos exámenes, Albert, el más pequeño, Leer, que lleva una larga barba, y otros muchos, con diferentes oficios y personalidades Tjaden, que no piensa más que en comer y que es cerrajero de profesión, Haine Weisthus, minero, Detering, campesino, Katczsky, el mayor, con cuarenta años, y al que casi por consenso han elegido para que se encargue de todo... la jerarquía también esta representada por Himmelstoss, cabo, Bertink, teniente, pero no se le tiene mucho respeto, parece que se les hace responsables de haberlos metido en esto.
El estilo del autor es sencillo, claro y directo, sin florituras, ello unido a la narración en primera persona hace que la lectura sea más impactante.
"Soy joven... pero no conozco de la vida más que la desesperación y la muerte... Veo que los pueblos son lanzados los unos contra los otros, y se matan sin rechistar, sin saber nada, locamente, dócilmente, inocentemente.  Veo como los más ilustres cerebros inventan armas y frases para hacer posible todo esto durante mucho más tiempo y con mayor refinamiento. Y como yo, lo ven todos los hombres de mi edad, en todo el mundo; conmigo lo está viviendo toda mi generación. ? Que harán nuestros padres si un día nos levantamos y les exigimos cuentas?¿ Que esperan de nosotros cuando la guerra haya terminado?. Durante años enteros, nuestra ocupación ha sido matar; ha sido el primer oficio de nuestra vida. Nuestro conocimiento de la vida se reduce a la muerte. ¿ Que puede, suceder después de esto?¿ Que podrán hacer de nosotros?.
La novela me ha gustado tanto como cuando la leí hace casi treinta años y me ha impresionado en la misma medida, sin embargo muchas años y una cierta experiencia separan los dos momentos, y aunque aún puedo indignarme por la juventud perdida de esos muchachos, por la lucha inútil, por la guerra innecesaria, me encuentro tal vez al otro lado,  con los que han "mandado" a los jóvenes a esa guerra o a otra y me pregunto ¿ Que mundo les dejamos a nuestros hijos?.
Para terminar: La novela ha sido adaptada en dos ocasiones, en 1930,  dirigida por Lewis Milestone, y en 1979  por Delbelt Mann. No he visto ninguna  de las dos versiones pero pueden ser interesantes.

Participa



3 comentarios:

  1. No sé, no me llama tanto como otras novelas de este género...

    ResponderEliminar
  2. No me atrae demasiado ahora mismo. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Me costaría entrar en esta novela.

    ResponderEliminar