sábado, 20 de junio de 2015

Morir como un perro de Brett Halliday

Para la casilla de la Yincana  todo es posible en América  Uno de los personajes es una rubia platino. traigo otro "clásico" en este caso también desconocido para mi: Brett Halliday y su detective pelirrojo Michael ( Mike) Shayne.

               Editorial: Apostrofe S.L. Fecha de publicación 1951/1992. 187 pág. 

El autor: Brett Halliday (seudónimo de Davis Dresser)  nació el 31 de Julio de 1904 y murió  el 4 de Febrero de 1977. Aunque nació en Chicago, Illinois, se crió al oeste de Texas, donde siendo un niño, perdió un ojo debido a un accidente, lo que le obligó a usar toda su vida un parche. A los catorce años huyó de su casa y se alistó en el quinto regimiento de caballería en Fort Bliss-Texas y después prestó servicio durante un año en la Patrulla Fronteriza, luego regresó a Texas donde terminó la escuela secundaria.
En busca de aventuras Dresser viajó por todo el suroeste desempeñando todo tipo de trabajos. Obtuvo el titulo de ingeniería y durante unos años ejerció en Texas como ingeniero, hasta que en 1927 abandonó la profesión para dedicarse escribir. Creador del pelirrojo detective Michael Shayne, protagonista de unas sesenta novelas, unas doce se llevaron al cine aunque su primera novela fue rechazada por 21 editoriales antes de ser aceptada en 1929.
Las aventuras del detective fueron continuadas a su muerte por  otros escritores como Dennys  Lynds, James Reasoner  y Bill Pronizini.
Entre las más famosas destacan: El asesinato es mi negocio 1945, Sangre en  las estrellas 1948  o Dividendo mortal. 1939.
Argumento: Una rubia con dinero y mejores curvas que un automóvil para competir con el viento. Si, la clase de chica capaz de parar el tráfico con un simple movimiento de sus caderas. La vida, sin embargo, no es tan sencilla como parece para esta muñeca. Primero su marido millonario mueres- luego su perrito mascota- Cuando Mike empieza a investigar el caso, la nueva viuda se convierte en el sospechoso más cooperativo que él se haya encontrado nunca. Pero ¿ Quien es realmente ella?.
Análisis de la novela y opinión personal: Cuando encontré esta novela en la biblioteca la verdad es que estaba muy contenta porque me venía que ni pintada para una casilla de la Yincana y me ahorraba el andar ojeando un montón de libros en busca de la famosa rubia que necesitaba, ya que en la misma contraportada señalaba que una de las protagonistas era " una rubia con dinero", " el problema" si se puede llamar así, vino después, cuando indague sobre el autor y los libros que había escrito, entonces descubrí que apenas había información sobre el mismo en español, y por lo tanto no se cuales de sus novelas ( a parte de esta) están traducidas y puedan encontrarse en librerías o bibliotecas, una pena porque la novela es entretenida, se lee bien y si tuviera ocasión posiblemente leyera alguna más.
" Morir como un perro" fue escrita en 1959  y está protagonizada por Mike Shayne, el detective pelirrojo, su secretaria Lucy Hamilton y su amigo y periodista Timothy Rourke..
Mike Shayne es el típico detective privado "con olfato para los problemas. buen ojo para las mujeres y dos buenos puños para cualquiera que se cruce en su camino, es el tipo de tío que puede pasarse toda la noche empinando el codo y ya está en el lado malo de los treinta."
En las primeras entregas de la serie estuvo casado con Phyllis, pero el personaje no acababa de convencer y lo mataron ( se hace raro además un detective privado de aquellos años casado, lo habitual es que fuera soltero y  ligón), ahora lo que tiene es una secretaria encantadora que lo cuida y se preocupa por él, y con el que parece tener una relación " bastante cercana", aunque no catalogada., Lucy Hamilton no solo es guapa ( de rigor en este tipo de novelas), sino inteligente y no se limita a estar detrás del escritorio sino que también interviene en las investigaciones, como por ejemplo en esta, aunque siempre un paso por debajo de su jefe, no faltaba más.
El trío lo completa Timothy Rourke, periodista del Daily News, que no solo ayuda a su amigo Mike con publicaciones en su periódico, sino tomando parte "activa" en la resolución de los casos.
Morir como un perro comienza con la visita de la Señorita Roger al despacho del detective para pedirle que investigue la muerte de su hermano John que ha fallecido aparentemente de un ataque al corazón, sin embargo la solterona esta convencida de que a su hermano lo ha matado su esposa, Anita, hermosa rubia muchos años más joven, ante la incredulidad del detective que opina que este caso es más apropiado que lo investigue la policía, la anciana le cuenta que la "viudita", no solo ha matado a su hermano sino que pretendía hacer lo mismo con ella, y así ha envenenado el pollo a la crema que iba a cenar la noche anterior y a consecuencia de ello ha muerto Daffy, el perrito de Anita, ( un glotón, a quien la solterona le había dado a probar un trozo) la mascota ha sido enterrada inmediatamente en la finca por mandato de su dueña y cuando la policia se ha personado en la casa, ya no quedaba ni rastro del delito.
Como todo eso le suena sospechoso al detective, contacta con Will Gentry, jefe de la policía,  con quien mantiene una buena relación y que le confirma la muerte y enterramiento del perro y el fallecimiento de John Roger, aunque puntualiza que por su parte no pueden hacer nada porque el doctor Evans, médico del difunto, ha certificado que el fallecimiento se ha producido por causas naturales, ya que el señor Roger de 68 años, padecía desde hace varios del corazón, eso si, él también opina que resulta sospechoso el rápido enterramiento de la mascota, pero como lo único que tienen son sospechas y no certezas ellos no pueden ordenar ninguna investigación.
Picada su curiosidad, y " generosamente" retribuido por la señorita Rogers, el detective se introduce en la mansión, allí conoce a la hermosa viuda, Anita,  y queda impactado por su cuerpo, sus hermosos ojos violeta y su cabello "con el color y la textura de la seda cuando el sol  de la mañana la ilumina", a su hermano Marvin, " el hermano inútil", vago y bebedor, a Charles, el joven y atractivo chófer, a Harold Petrie, asesor  de John y ex jefe de Anita en cuya oficina trabajaba la joven cuando John la conoció. y a la Señora Blair. el ama de llaves, la insistencia de todos en que el Señor Rogers falleció por causas naturales, y más aún la negativa a facilitar el lugar donde esta enterrado el perro para hacerle la autopsia y así descartar sospechas, impulsa al detective a averiguar con la ayuda de Lucy el paradero de la tumba, para después correr a desenterrarlo en compañía de Timothy, todo parece ir de maravilla hasta que una carta anónima avisa a Mike que quien la envía tiene en su poder a Lucy y que solamente la soltara cuando el detective devuelva el cuerpo de Daffy y se olvide por completo del asunto..Mike no quiere abandonar la investigación ahora que parece claro que la señorita Roger tienen razón pero, ¿será capaz de poner en peligro la vida de Lucy...?.
Dividida en capítulos breves, y con el estilo acostumbrado en este tipo de novelas, la historia te mantiene enganchada hasta el final, que resulta inesperado.
Para terminar: "Es fácil Anita, la cosa más fácil del mundo, todo lo que tiene que hacer es pensar como murió su esposo y después su perrito...

Participa





6 comentarios:

  1. No me llama mucho este libro así que en principio no tengo pensado leerlo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. No tiene mala pinta. Si lo encuentro en la biblio, quizás me anime.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Mar no lo conocía pero no me llama demasiado, oyes me parece muy divertido eso de que la rubia sea el sospechoso más cooperativo que se haya encontrado nunca, ¿será para despistar? gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  4. Este libro no lo conocía, la verdad es que no me llama especialmente, espero que el descubrimiento te haya gustado.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola guapa! No me llama mucho la atención, pero gracias por tu reseña.
    Besos y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  6. Pues yo tampoco conocía al autor, pero tiene buena pinta :)
    Besos!

    ResponderEliminar