martes, 13 de febrero de 2018

El tiempo de los emperadores extraños de Ignacio del Valle.

Hace como dos años vi en la televisión una película española que se titulaba Silencio en la nieve, cuando la encontré ya estaba empezada y solo la terminé porque uno de los protagonistas era Carmelo Gómez de la que soy " Fan" desde hace años. Investigando un poco por las redes descubrí que adaptaba una novela de Ignacio del Valle, un autor asturiano al que he visto varias veces en la Semana Negra de Gijón, pero del que no he leído nada, me apunté la novela para buscarla y con tanto pendiente quedo en mi libreta sin más, hasta que empezado el club de lectura de la biblioteca Jovellanos al que asisto, descubrí que la primera lectura era esta, hay novelas que sin saber como nos persiguen y esta parece que es una de ellas....


            Editorial: Punto de lectura. Fecha de publicación: 2007. 464 pág.
El autor: Ignacio del Valle. Nació en Oviedo en 1971. Actualmente vive en Madrid y Nueva York. Es autor de la serie de suspense histórico protagonizada por Arturo Andrade formada por: El arte de matar dragones, 2003 ( Premio Felipe Trigo), El tiempo de los emperadores extraños, 2006, Prix Violeta Negra de Tolouse Polars du Sud, 2011 y que fue llevada al cine por Gerardo Herrero con el titulo de Silencio en la Nieve y protagonizada por Juan Diego Botto y Carmelo Gómez. Los demonios de Berlín, Premio de la Critica de Asturias 2010 y Soles Negros 2018, Premio Buenos Aires Negro 2016.
Así mismo ha escrito las novelas: De donde vienen las olas, 1999, Premio Salvador García Aguilar, El abrazo del boxeador, 2001, Premio Asturias Joven, Como el amor transformó el mundo, Espasa 2004, Busca mi rostro 2013, Índigo mar, Pez de Plata 2017.  y el libro de relatos Caminado sobre las aguas,  Páginas de Espuma, 2013.
Actualmente dirige la sección cultural Afinando los sentidos en Onda Cero.
Argumento:  Invierno 1943. Frente de Leningrado. Un soldado de la División Azul es hallado sin vida en un lago con una enigmática frase grabada en su pecho: " Mira que te mira Dios"- Será el primero de una cadena de crímenes tan brutales como inconexos. 
Un soldado de oscuro pasado y un fiel sargento del Ejercito reciben la misión de encontrar el móvil y el culpable, pero no hallaran facilidades de parte de una cúpula militar llena de secretos...
De su mano se irán despejando los misterios de una historia en la que nada es lo que parece, y donde los pasos nos encaminan hacía un lugar donde reina el horror, el vacío, el absurdo, Los emperadores extraños.
Análisis de la novela y opinión personal: Nos encontramos en el frente de Leningrado en 1943, en un lago helado entre una veintena de caballos congelados, un soldado descubre el cadáver de un hombre perteneciente a la División Azul, esta enterrado en el hielo de cintura para abajo, con un tajo en la garganta de oreja a oreja, y una misteriosa frase grabada en una de sus clavículas, en mayúsculas pequeñas y a punta de cuchillo " Mira que te mira Dios..."
Puede resultar paradójico que en el frente, entre tanta muerte y destrucción se investigue que fue lo que ocurrió con este soldado, pero la Cúpula militar en la que destaca El teniente Coronel Navajas de Río y el siniestro Oficial Alemán de la SS, Wolfann Kebren no opina así, es necesario saber que pasó, y la investigación se encarga a Arturo Andrade, un antiguo agente del SIM ( Servicio de Inteligencia Militar), que por evitar complicaciones con ciertos crímenes que dejó atrás, acaba en la División Azul, Arturo es un hombre extraño y solitario que sin embargo solicita a sus superiores la colaboración del sargento Espinosa, con quien se lleva más o menos bien, para resolver el crimen, el problema es que a este asesinato sigue otro y otro y cada uno de los cadáveres continúa la siniestra cantinela," mira que te está mirando, mira que vas a morir..."
Con un lenguaje muy cuidado, un buen manejo del vocabulario, y una prosa muy visual, el autor nos coloca en un escenario  no demasiado conocido para mi como fue la participación de España en la II Guerra Mundial, a través de la División Azul,  del lado de Alemania, como "una especie de pago" de la deuda que Franco había contraído con Hitler por su apoyo durante la Guerra Civil.
Con la escusa de un thriller, cuya resolución en mi opinión se demora demasiado, Ignacio de Valle nos habla de las luchas  dentro de la División entre Falangistas y el Ejercito Español, de los motivos por los que los soldados se apuntaban o eran " apuntados" a esta contienda, de las relaciones entre alemanes y españoles, entre rusos y españoles, del absurdo de la guerra, de la deshumanización de los personajes, del sinsentido de muchos crímenes, de la venganza, del amor...Tal vez demasiados temas para entrar en todos ellos con demasiada profundidad.
Tengo que decir que la novela me gustó mucho aunque no tanto como si la hubiera leído antes de ver la película, para empezar porque ya sabía quien era el asesino y porque se habían producido los crímenes, y no sentía la urgencia de leer y leer que hubiera tenido en caso contrario y también porque los personajes, principalmente los protagonistas, me resultaron bastante más simpáticos los de la película,  y no tiene nada que ver con que me encante Carmelo Gómez, sino con que el director dulcifico un poco los personajes y creó un simpático tándem Andrade-Espinosa  ( como Sherlock Holmes y Watson o Poirot y Hastings ) que no existe en la novela, Arturo es bastante soso, solitario y poco agradable, con un pasado que no anima precisamente a intimar con él, y Espinosa aparece pero no es un personaje tan " fundamental". Sin embargo la novela tiene cosas muy buenas, una de ellas es la poesía que despierta cosas que podemos creer cotidianas y que en determinados momentos no lo son tanto " sobre la mesita, junto al teléfono de baquelita negra, había una naranja, la misma que el día de Sslavianka no se había decidido a comer, estudió su belleza coloreada por soles lejanos, colmada de agua bajo su fina piel... Quizás no la había abierto porque mirar su color cálido siempre quitaba algo de frío..." o el sentido del titulo " Y ahora habían aparecido un nuevo tipo de emperadores, los emperadores extraños, precipitados de la historia que, en un mundo de caballeros y dragones, de Bien y Mal, se quedaban en medio, sin ideología, sin moral, sin pasión..."
Para terminar: la verdad es que no se si leeré el primer titulo de la serie, ni si la continuare, el personaje no me acaba de llenar y son tantas las que tengo empezadas que me da pereza, el tiempo lo dirá...

Participa






9 comentarios:

  1. Yo sí vi la peli y aunque el libro pinta de maravilla tengo miedo de leer y empezar a recordar y estropearme el final a mí misma.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía ni he visto la película, pero no me convence del todo, demasiado pendiente.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Pues creo que esta vez me voy a quedar con la peli.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. No he visto la película, pero me ha parecido muy interesante lo que comentas. Además reconozco que soy más de libros que de películas, así que me voy a decantar por la novela
    Besos y gracias por el descubrimiento

    ResponderEliminar
  5. Con este seguro que no me animo, no me parece de mi estilo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! No me llama mucho este libro, así que mejor lo dejo pasar.
    Sin embargo la película si que me gustaría verla algún día :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  7. A pesar de haberte gustado se te nota que tampoco te ha entusiasmado, así que creo que de momento la dejo pasar. Ya veremos más adelante.

    ¡Besote!

    ResponderEliminar
  8. De momento lo dejo pasar. Tengo mucho pendiente que me apetecen más que este libro, sobre el que tengo dudas.

    Bs.

    ResponderEliminar
  9. Hola preciosa!
    Siempre me gusta leer el libro antes de ver si hay alguna adaptación en película pues la verdad que si no luego ya no tiene el mismo encanto, pero bueno aun así veo que te ha gustado y la has disfrutado aun sabiendo lo que iba a pasar y quién era el asesino.

    −Fantasy Violet−
    Besotes! ♥ 

    ResponderEliminar