miércoles, 29 de noviembre de 2017

Peribañez y el Comendador de Ocaña de Lope de Vega.

Como ya comenté en alguna ocasión, tanto el teatro como la poesía me gustan mucho, pero son géneros que a medida que pasan los años más pereza me da leer, así que aprovechando el mes temático de Laky me fui a la biblioteca a revolver en los anaqueles de teatro para ver que es lo que tenían, y como fue el 25 de Noviembre que casualmente es la fecha de nacimiento de Lope de Vega, aproveche para leerme algo suyo que hace un montón que no me pongo con él, así fue como di con Peribañez y el Comendador de Ocaña que si conocía pero que nunca había leído.

                  Editorial Espasa Calpe. Fecha de publicación: 1991. 200 pág.

El autor: Lope de Vega, nació el 25 de Noviembre de 1562 en Madrid. Procedente de una familia humilde, su vida fue sumamente agitada y repleta de lances amorosos, Estudió en los jesuitas de Madrid y cursó Estudios Universitarios en Alcalá, aunque nunca consiguió el titulo de Bachiller.
Debido a la composición de unos libelos difamatorios contra la comedianta Elena Osorio y su familia, por desengaños amorosos, Lope fue desterrado de la corte de 1588 a 1595. No fue sin embargo su único proceso, ya que también se vio envuelto, en 1956, después de haber sido indultado, en un proceso de amancebamiento con Antonia de Trillo.
Estuvo enrolado en dos expediciones militares: La primera , la Conquista de la Isla Terceira en las Azores, al mando de Don Alvaro de Bazán y la segunda en la Armada Invencible. Fue secretario de varios personajes importantes, como El Marqués de Malpica o el duque de Alba y a partir de 1605, estuvo al servicio del duque de Sassa, relación sustentada en una amistad mutua.
Se caso dos veces:  con Isabel de Urbina ( llamada Belinda en sus versos), con la que contrajo matrimonio por poderes tras haberla raptado antes de salir desterrado de Madrid, y con Juana de Guarda en 1598, a parte de estos dos matrimonios, su vida amorosa fu intensa ya que mantuvo relaciones con varias mujeres, incluso después de haber sido ordenado sacerdote. 
Como otros escritores de su tiempo, cultivó todos los géneros: Novela, La Arcadia 1598, Los pastores de Belén, 1612, El peregrino en su patria, 1604. Poesía, La Dragotea 1598, La hermosura de Angélica, 1602, Jerusalén Conquistada, 1609, Rimas Sacras, 1614, La Andromeda 1621, La Circe 1624, Triunfos divinos con otras rimas sacras, 1625, la Vega del Parnaso 1637. Pero es más conocido por su ingente obra teatral entre la que podemos destacar: La discreta Enamorada, 1804 La dama Boba, 1613, Fuenteovejuna,1613, Peribañéz y el Comendador de Ocaña 1614.  El Caballero de Olmedo 1617, El villano en su rincón, El Perro del hortelano, 1618, La malcasada , 1621, Amar sin saber a quien 1620/22, El castigo sin venganza 1631, El mejor alcalde, El rey,1835.
Murió en Madrid el 27 de Agosto de 1636, a consecuencia de la Escarlatina.
Argumento: En Ocaña, un villano llamado Peribañéz contrae matrimonio con Casilda, una joven de su misma condición, ello no es impedimento para que el Comendador, después de un accidente en la fiesta de bodas, al conocer a la muchacha, ponga sus ojos en ella y pretenda conquistarla, con todas las armas a su alcance.
Análisis de la obra y opinión personal: Peribañez, labrador acaudalado de Ocaña, se casa con Casilda, también labradora. Durante las fiestas de su boda, El Comendador Don Fabrique tiene un accidente a caballo y es llevado inconsciente a la casa de Peribañéz, donde después de despertar  de su desmayo, se encuentra solo con Casilda de la que se enamora perdidamente.
Decidido a conquistarla, el Comendador está dispuesto a utilizar todos los medios a su alcance, ya que Casilda le rechaza, y a Peribañéz no le queda más remedio que utilizar su astucia para proteger a su mujer.
Estructura: La obra esta dividida en tres actos, y cada uno de ellos en lo que se denomina " Cuadros", una especie de escenas, aunque parece que no se corresponden por lo que ahora entendemos por tales.
Personajes: 
  • Peribañez: rico labrador que fue durante varios años alcalde y que conserva la estimación de sus vecinos, es un hombre razonable, pacifico, astuto, enamorado de su esposa, que siente respeto y admiración por el comendador como caballero y soldado, pero que cuando descubre los manejos de este respeto a su esposa, decide actuar por su cuenta para impedirlos.
  • Casilda: joven y hermosa labradora, virtuosa, alegre, un poco frívola, sin embargo esta enamorada de su esposo, y es sobretodo honesta, de ahí que cuando se de cuenta de las intenciones del Comendador se opone a ellas con todas sus fuerzas.
  • El Comendador, Don Fabrique, buen soldado y leal servidor del rey, admirado por todos, lo que no impide que cuando conozca a Casilda y se " enamore" de ella utilice todas las argucias, la traición, la fuerza, el chantaje,e incluso su posición social para conseguirla. 
  • Inés: Prima, amiga y madrina de Casilda, pero que enamorada de Lorenzo, criado del Comendador, no duda en traicionarla y facilitar al Comendador la entrada en casa de su amiga.
  • Lorenzo: Criado del Comendador, seduce a Inés para que ayude al Gobernador en su propósito-
  • Belardo: personaje, trasunto de Lope, parece que el autor lo utilizaba en muchas obras para contar cosas de su vida, su condición de soldado,escritor, o su edad.
  • Otros labradores y labradoras, criados, El Cura, el Rey y la Reina. tan solo comparsas de los protagonistas.
Escenarios de la obra: La casa de Peribañez, La casa del Comendador, El Taller de un pintor, Una Calle de Toledo, El Alcázar, El camino a Ocaña.
Estilo: La obra esta escrita en verso y utiliza gran variedad de métricas: romance, quintillas, redondillas, sonetos, según el tipo de escena y personajes.
" Y Cuando el Comendador
 me amara como a su vida
y  se diesen virtud y honra
mas amorosas mentiras.
más yo quiero a Peribañéz con su capa la pardilla
que al Comendador de Ocaña
con la suya guarecida"
Temas que trata: La fidelidad, el honor, el arrebato pasional, los celos, la necesidad de justicia que evita el abuso de poder, el derecho de los individuos a su dignidad personal.
Peribañez y el Comendador de Ocaña  me ha gustado, pero tengo que reconocer que al principio me costó un poco, no solo porque ya había perdido la costumbre de leer teatro, sino también por el hecho de que esté escrito en verso y por el lenguaje de la época. Aunque el enfoque de algunos temas me ha parecido "anticuado", como el tratamiento que se da a la mujer por ejemplo, si es verdad que trata temas universales que nunca pasaran de moda. el amor, el deseo sexual, la infidelidad, los celos, la necesidad de luchar contra el abuso de poder, la traición.
Si os animáis a leer la obra en esta edición, o en alguna otra que tenga introducción, un consejo, dejar esta para el final, contiene comentarios, análisis, desvela hechos, que puedan arruinar su disfrute, mejor hacernos nuestra propia composición, luego ya veremos.
Para terminar: Ahora que se me ha despertado el gusanillo de leer teatro clásico, espero continuar en el empeño.

Participa





6 comentarios:

  1. Hace muchísimo que no leo teatro clásico pero algún día habrá que retomarlo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  2. Cuánto tiempo sin leer teatro... Y clásico, aún más! A ver si me animo de nuevo. Y esta obra de Lope aún no la he leído, así que tomo buena nota.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ^^
    Recuerdo estudiar a Lope de Vega en el instituto, pero creo que solo leí fragmentos de alguna de sus obras. Este libro no creo que me fuese a gustar, ya que no soy muy aficionada al teatro.

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Pues no recuerdo haber leído nada de Lope, pero últimamente me apetece probar con los clásicos españoles así que este podría ser un buen candidato. Sobre que te haya costado algo es normal, supongo que como a todos los que acostumbramos a leer novelas más modernas ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Uy leí al autor hace muchos años pero ahora mismo no veo con él.

    ResponderEliminar
  6. Lope de Vega me acompañó en mis años de estudiante, y es uno de los "culpables" de que me gusten tanto los clásicos. La volvería a leer, sin duda alguna. Besos.

    ResponderEliminar