jueves, 28 de abril de 2016

Primer amor de IvánTurguenev.

La semana pasada en el club de lectura de la Biblioteca Jovellanos ( que coordina Mila) comentamos Primer Amor de Ivan Turguenev, un autor del que leí hace muchos años Padres e Hijos y que esta entre mis "autores clásicos rusos", una interesante sorpresa para algunos...
                  Editorial: Alianza Editorial. Fecha de publicación 2009. 128 pág.
El autor: Iván Turguenev nació el 9 de noviembre de 1818 en Oriol ( en lo que entonces era el imperio ruso) Y falleció en Francia el 3 de Septiembre de 1883. Después de la escuela elemental estudió en la Universidad de Moscú y en la de San Petesburgo, especializándose en los clásicos, literatura rusa y filosofía.
En 1838 lo enviaron a la Universidad de Berlín a estudiar filosofía, particularmente Hegel, e historia. Turguenev se impresiono con la sociedad centro-europea en Alemania y volvió occidentalizado, pensando que Rusia podía progresar imitando a Europa, en oposición a la tendencia eslavófila de la época en su país.
Igual qe muchos de sus contemporáneos con buen nivel de educación, se opuso especialmente al sistema de servidumbre.
Abandonó Rusia para instalarse en París, siguiendo a la  cantante española Paulina García de Viardot. Allí murió de un cáncer de médula, aunque pidió que su cuerpo se trasladara a San Petesburgo y enterrado en el cementerio Vólkoskoie.
Entre sus obras destacan: 1851 Dama de provincia, 1852 Memorias de un cazador,  (Cuentos),  1860 En visperas, 1862 Padres e Hijos, 1867 Humo ( Novelas) , 1872 Un mes en el campo, 1882, Atardecer en Sorrento.
Argumento: Primer amor recoge el relato en primera persona del violento enamoramiento en que cae el adolescente Vladimir Petrovich por la joven princesa Zenaida Alexandrovna, y de los incesantes, cambiantes y contradictorios sentimientos que experimenta: amor, vergüenza,  desconcierto, ilusión, desaliento, hastio, celos, dudas...Dentro del marco de una historia casi vulgar cuyo intenso e inexorable final abre las puertas a la vida adulta...
Análisis de la novela y opinión personal:  Reunidos una noche después de la cena, un grupo de caballeros rusos acuerdan contar como ha sido su primer amor, pero llegado el momento ninguno se atreve, alegando unos que no han tenido tal  y otros que  este ha sido poco significativo o importante, solo Vladimir Petrovich, un hombre de cuarenta años, de cabellos negros entreverados de plata, se anima,  eso si , como declara ser mal narrador dice que prefiere consignar sus recuerdos en un cuaderno y leérselo más tarde, al principio sus compañeros se niegan, pero Vladimir acaba por convencerlos y quince días después del primer encuentro, cumple su promesa.
Así les cuenta que cuando tenía dieciséis años y se preparaba para entrar en la Universidad,  conoció a la hermosa princesa Zenaida Alesandrovna, una joven de veintiún años de quien se enamoró apasionadamente, la muchacha, hija de la princesa Zassekine, una mujer pobre y vulgar, mantenía una corte de adoradores que a todas horas se paseaban por su casa, entre ellos había un conde, un médico, un  poeta, un capitán y un húsar, pero ella, aunque no rechazaba a ninguno claramente no parecía tampoco preferir a ninguno, tan solo a él que era inocente, sencillo y aún no había atravesado las fronteras hacia la vida adulta, lo trataba con amabilidad y cercanía, pero Vladimir sabía que la princesa no lo amaba a él, aunque sospechaba que la joven estaba enamorada de alguien  y que ese amor, lo mismo que el suyo era imposible.
"No me tenia en pie... pero la dicha que sentí entonces no la volví a sentir en mi vida. Era como un dolor dulce diluido por todo mi cuerpo que acabó en salto de júbilo y exclamaciones de alegría. Efectivamente era todavía un niño."
"... El último mes me hizo envejecer y mi amor, con sus emociones y sufrimientos me pareció a mi mismo algo pequeño, pueril, insignificante ante la dimensión desconocida del otro amor, sobre el cual apenas podía hacer conjeturas..."
Dividida en 22 capítulos  narrados en tercera  ( el capitulo inicial) y en primera persona, la novela nos hace reflexionar sobre las emociones y el dolor que conlleva el amor, sobretodo el primero, pero no se queda ahí, sino que también nos describe con gran sensibilidad la inmensa ruptura que supone para el individuo abandonar la infancia para entrar en la vida adulta y la pérdida de inocencia y  de la ingenua felicidad.
Aunque a mi me gustó mucho más Padres e Hijos, una novela más profunda, interesante y compleja, no dejo de reconocer los méritos de esta:, entre los que se encuentran en mi opinión el retrato psicológico que el autor hace de los personajes, no solo de la joven pareja, sino del padre de Vladimir, un hombre con el que el protagonista tiene sus más y sus menos, al que ama y desea impresionar, pero que le decepciona, porque tan pronto es cálido y cercano como lejano y extraño, una relación que parece ser autobiográfica, basada en la que el propio autor mantuvo con su progenitor.
"Era extraña la influencia que tenía mi padre sobre mi y extrañas nuestras relaciones. No se ocupaba en absoluto de mi educación, pero jamás me insultaba, respetaba mi libertad hasta el punto que era, si se puede decirlo así, cortés conmigo...sólo que no accedía a que me acercara a él. Le quería, le adoraba, me parecía un modelo de hombre...y ¿ Dios mio con que pasión me hubiere acercado a él, si no hubiere sentido la mano que nos separaba!. En cambio cuando quería, sabía casi instantáneamente con una sola palabra, con un sólo movimiento inspirar en mi una confianza sin limites... En esos momentos mi alma se abría, hablaba con él como si  fuese un amigo comprensivo, un mentor benevolente... Después me dejaba de una manera igualmente inesperada  y su indiferencia volvía a separarme de el de un modo  suave y cariñoso pero decidido."
Para terminar: Una novela muy recomendable para un primer contacto con este autor, como recomendable también es Padres e hijos...

Participa




14 comentarios:

  1. Creo que no disfrutaría de esta novela. Tampoco me llama la atención.

    ResponderEliminar
  2. No he leído nada suyo pero esta no me llama especialmente
    Besos

    ResponderEliminar
  3. No he leído al autor, pero creo que para estrenarme esta no me llama mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no me llama la temática. Con tanto pendiente apetecible en mi estantería, la dejo pasar de momento.

    Bs.

    ResponderEliminar
  5. Hoy no me lo llevo. No me llama mucho. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  6. Estoy cargada y éste no me llama mucho. Gracias por tu reseña.
    Bsos

    ResponderEliminar
  7. Pues no he leído nada de este autor. Y ya veo que debo de estrenarme. Me apunto este título, que pinta muy pero que muy bien.
    Besote!!!

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    Pinta bien, así que,anotado queda.
    Estupenda reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
  9. No sabía de la existencia de este libro así que gracias por la entrada ¡y suerte en los retos! :P

    Un abrazo =)

    ResponderEliminar
  10. Pues la sinopsis no me desagrada para nada... y nunca he leído nada de ningún autor ruso!! "Hauré de fer un pensament..." ;)

    ResponderEliminar
  11. Una historia que merece la pena¡¡¡ estoy deseando darle una oportunidad¡¡¡ besos¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Jo, menuda sorpresa. Y cómo me gustó este libro. Fue todo un descubrimiento que me llevó, por alguna asociación rara a Noches blancas...
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Aun no me he estrenado con ningún autor ruso, pero lo tendré en cuenta para cuando me decida.

    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Get all the best alcoholic drinks at Duty Free Depot!

    All the highest quality brand name beverages for unbelievable low price tags.

    ResponderEliminar