sábado, 29 de noviembre de 2014

Legado en los huesos de Dolores Redondo.

La verdad es que  la lectura  y la reseña de este libro ha sido bastante accidentada, primero porque aunque me lo regalaron por las navidades tarde bastante en leerlo, siempre había otro que corría más prisa, que tenía que devolver, que necesitaba reseñar para un reto concreto, y eso que me apetecía mucho porque había quedado enganchada con la saga de Baizan y deseaba saber en que paraba todo aquello, por fin en el mes de agosto me puse con él, pero he tenido que esperar hasta casi terminar noviembre para ¡ por fin! colgar la reseña.

                        Editorial Destino , Fecha de publicación 2013, 553 pág.
La Autora:  Dolores Redondo ( Donostía, San Sebastián, 1969), estudió Derecho y Restauración Gastronómica y  durante algunos años se dedicó a distintos negocios, entre otros tuvo un restaurante.propio.

Comenzó escribiendo relatos cortos y cuentos infantiles. En 2009 publicó su primera novela  Los privilegios del ángel, y en enero de 2013 , " El guardián invisible ", primer volumen de la trilogía del Baztán del que Legado en los huesos es la segunda parte. Ofrenda a la Tormenta es la tercera entrega con la que se cierra la trilogía.La autora escribe y reside en la Ribera Navarra.
Argumento: El juicio contra el padrastro de la joven Johanna Marquéz está a punto de comenzar. A él asiste una embarazada Amaia Salazar, la Inspectora de la Policía Foral que un año atrás había resuelto los crímenes del llamado basajaun, que sembraron de terror el valle de Baztan. Amaia también ha reunido las pruebas inculpatorias contra Jason Medina, que imitando el modus operandi del basajaun había asesinado, violado y mutilado a Johanna, la adolescente hija de su mujer.
De pronto el juez anuncia que el juicio debe cancelarse: el acusado acaba de suicidarse en los baños del juzgado. Ante la expectación y el enfado que la noticia provoca entre los asistentes, Amaia  es reclamada por la policía: el acusado ha dejado una nota suicida dirigida a la inspectora, una nota que contiene un escueto e inquietante mensaje " Tarttalo".
Esa sola palabra que remite al personaje fabuloso del imaginario popular vasco destapará una trama terrorífica que envuelve a la inspectora hasta  el trepidante final.
Análisis de la novela y opinión personal:  Legado en los huesos  es la segunda entrega de la Trilogía de Baizan  y comienza cuando ha transcurrido un año desde los hechos narrados en El guardián Invisible, en esos momentos, la vida de la inspectora de la policía foral ha dado un vuelco ya que está embarazada y casi a punto de dar a luz, Amaia esta muy ilusionada con el embarazo, pero a los temores propios de toda primeriza se unen los recuerdos de la , por llamarla de alguna forma, difícil relación que  ha tenido con su propia madre, lo que la llevas a sufrir frecuentes pesadillas que la retrotraen a sucesos de un pasado no tan lejano, por si fuera poco está inmersa en un caso muy complicado, el asesino de Johanna Marquéz, en cuyo juicio iba a declarar, se suicida y en su bolsillo se encuentra una nota que relaciona el nombre de la inspectora con el " Tarttalo", volviendo a surgir, como en el Guardián Invisible, el tema de la mitología vasca, en este caso El Tarttalo resulta ser una figura de un solo ojo y gran envergadura, (como un cíclope) extraordinariamente fuerte y agresivo, que se alimenta de ovejas, doncellas y pastores, es un ser solitario, que vive en las cuevas que según la zona, se ubican en un paraje o en otro, pero cerca de los valles para surtirse de alimento con el que calmar su voraz apetito de sangre, el símbolo que lo representa, además del único ojo en mitad de la frente son los huesos, montañas de ellos, que se acumulan en las entrañas de las cuevas fruto de su brutalidad.La investigación del critico mensaje, lleva a la inspectora a investigar y descubrir que ha habido otros crímenes en la zona y que en todos los casos el criminal se ha suicidado. Pero no es este el único caso que Amaia debe investigar,  en la cercana Aizkun, la iglesia de San Juan Bautista  ha sido profanada por tercera vez, y parece ser que las profanaciones tienen que ver con los agotes,( grupos social minoritario que se asentó en las zonas apartadas de Baitzan y de Navarra y que durante ocho siglos fueron victimas de discriminación socioeconómica, ya que el resto de la población les atribuía orígenes " perversos)", así que la iglesia conocedora de la capacidad de la inspectora solicita la intervención de esta para la resolución del caso. A medida que la investigación avanza, Amaia no solo se verá involucrada a nivel profesional, sino también personal.
Al igual que ocurría en  el Guardián Invisible, la novela se desarrolla en los parajes incomparables de Baitzan  y la trama esta fuertemente influida  por las tradiciones la, mitología y la cultura del lugar, muchos de los personajes que aparecían en la primera novela repiten aquí:, no solo Amaia y su marido James, sino Etxaide, el Subinspector Zabalda, el Inspector Iriarte, el Subinspector Montes, y la familia de Amaia : sus hermanas Rosi  y Flora, y  la tía Engracia.
También aparecen personajes nuevos relacionados con los casos que la inspectora esta investigando y que aportaran su granito de arena para facilitar o complicar la atmósfera como el  joven Beñal Zaldua,  El Padre Sarasola,  implicado en el caso de las profanaciones, la madre de Amaia que en este libro aparece como un ser de carne y hueso y no un mero recuerdo o sueño, o el Juez Javier Marquina, un atractivo juez que ha venido de Pamplona para ocupar el puesto de otro que ha ascendido a la Audiencia Nacional y que parece traer de cabeza a todo tipo de féminas en los juzgado  y fuera de ellos.
En cuanto a mi opinión personal  sobre la novela tengo que decir, que al revés de lo que parece le ocurre a todo el mundo ( al menos en las reseñas que he leído), a mi el libro me ha gustado menos que el primero, igual que en el anterior, me encanta la atmósfera sobrenatural y como de leyenda que parece envolver toda la trama, y me parece oportuna y bien llevada la relación entre la investigación del caso y la vida personal de la inspectora,  incluso toda la " mística" de la maternidad que parece rodear el trabajo de Amaia en un puesto de trabajo que permite, como saben muchas mujeres por experiencia, conciliar mal la vida laboral con la familiar, ahora hay cosas que me parecen un poco fuera " de bola", toda la historia de la madre, (que no puedo contar porque sino podrá estropearle a alguno la trama) un  personaje que me " sobrecogió " e intrigó en la primera entrega, me parece en esta exagerado y poco creíble, lo mismo que la relación de Amaia con el Juez Marquina, que puede resultar " muy cinematográfica", pero no le veo sentido y entiendo que no aporta nada a la trama.
En cuanto a la propia narración, me costo más engancharme que con la anterior, tal vez porque cosas que en la primera me sorprendieron ahora ya las esperaba.
Para terminar: Con ello no quiero decir que deje la trilogía sin terminar, mi curiosidad me lo prohíbe, y tengo unas ganas locas de ver como cierra la escritora el circulo que ha abierto, sin embargo creo que tendré el final tendrá que esperar aún algún tiempo....
valoración:  7/10.

Participa




2 comentarios:

  1. Desconocía tanto a la autora como su trilogía. Si me animo comenzaré con El guardián Invisible. Gracias por la reseña mar, besos!!!

    ResponderEliminar
  2. hola tengo muchas ganas de leer algo de esta escritora que todo el mundo dice cosas muy positivas de ella chao

    ResponderEliminar