domingo, 31 de octubre de 2021

Viento del Este, Viento del Oeste de Pearl. S. Buck.

La primera vez que viajé a China con mis lecturas, fue de adolescente, de la mano de Peral.S. Buck, desde entonces guardo mucho cariño y gratitud a la autora y a la novela, así que este año me apeteció releerla dentro del reto todos los clásicos grandes y pequeños 2021, apartado " clásico ambientado fuera de Europa" de La Inquilinas de Netherfield. La verdad es que me daba un poco de miedo ¿Seguiría gustándome tanto?. Hoy la traigo al blog y contesto a la pregunta.

Editorial: Circulo de lectores ( por cortesía de Plaza & Janés).Fecha de publicación:1930.198 pág.
La autora: En 1892 nace en Hillsboro, Virginia Occidental, Pearl Comfort Sydenstricker Buck, más conocida como Pearl. S. Buck. Hija de misioneros americanos, siendo muy pequeña la llevan a vivir al centro de China, a orillas del río Yang-Tse. Allí crece la autora en un medio ambiente  totalmente chino. Cuando es mayor, completa su educación en Estados Unidos y en Inglaterra. Empieza a escribir muy pronto y publica sus primeros artículos en la revista " Shanghai Mercury". Su matrimonio con un misionero americano vuelve a conducirla a China, esta vez a la parte septentrional.
La experiencia cotidiana, hecha a lo largo  de tantos años, le permitió conocer a fondo China y sus gentes, Todo ello lo retrata en sus novelas, que basadas siempre en la experiencia autobiográfica, tienen en todo moemnto un tono de realismo que los libera de todo exotismo superficial.
Pearl empezó su vida profesional enseñando en universidades inglesas en China, a la vez que escribía cuentos y ensayos para las revistas " Atlantic Monthly" y " Asia". Es en esta última donde escribe un articulo sobre la mujer en China que más adelante desarrollará en su primera novela, Viento del Este, Viento del Oeste,1930.
En 1927, a su vuelta de un viaje a América, en donde se licencia en Literatura, se ve obligada a huir de las tropas nacionalistas y a refugiarse en Nanking. Esta experiencia le sirvió para escribir La primera esposa, 1933.En 1930 escribe en tres meses La buena tierra, que en poco tiempo se tradujo a veinte idiomas y alcanzó el Premio Pulitzer. La obra narrativa de Pearl-S-Buck se puede dividir en dos partes: En primer lugar están las novelas de tema chino. A este grupo pertenecen: Además de las ya mencionadas, Hijos, 1932, La madre, 1934, La familia dividida, 1935, El Patriota, 1939, La promesa, 1943, Peonía, 1948 o Hombres de Dios, 1951.
En el segundo grupo de obras se comprenden las ambientadas en América; El corazón indómito, 1938, Otros Dioses, 1940, o Retrato de un matrimonio, 1945. En estas el nivel baja considerablemente.
En conjunto de su obra mereció El Premio de la Academia Americana del Arte y en 1938, El Premio Nobel.
Después de la II Guerra Mundial, la autora desarrolla una intensa actividad a favor de la solución de los problemas raciales y en 1941 fundó la " East and West Association" con la intención de estrechar los lazos entre los habitantes de los distintos continentes y en 1948 la " Welcombe house Inc" para la protección de las parejas mixtas y para otros fines de tipo humanitario y social.
Murió en 1973.
Argumento: Una familia distinguida, apegada a las tradiciones antiquísimas nos muestra los conflictos que surgen entre padres e hijos.
Pearl.S.Buck ha sabido describir en sus libros el punto justo en que se encuentran las civilizaciones oriental y occidental. Al hacernos el retrato de una familia distinguida apegada a tradiciones antiquísimas, nos muestra los conflictos que, de manera inevitable, surgen entre padres e hijos cuando las ideas occidentales penetran en los baluartes de la cultura china. En esta magnifica obra se amalgama el interés temático y la precisa definición de los caracteres y personajes.
Análisis de la novela y opinión personal: A sus diecisiete años, la joven Kwein-Lan, hija de un distinguido patriarca chino, está preparada para contraer matrimonio. Desde su infancia ha sido educada para agradar a su esposo, desde como vestirse, enjoyarse y perfumarse, hasta como preparar dulces y guisos que exciten su apetito y las normas de etiqueta de la vida aristocrática, incluso sus pies, siguiendo la tradición ancestral, han sido vendados tan estrechamente, que son los más pequeños de entre todas las muchachas de su generación.
Pero esta esmerada educación no le ha servido de nada una vez casada. Su esposo la trata con cortesía, pero no parece amarla, ni tan siquiera sentirse atraído por ella, la deja sola la mayor parte del tiempo y cuando están juntos, no tienen nada de que hablar.
Y es que su marido, a quien está prometida desde niño, ha estudiado Medicina en la Universidad extranjera y reniega de las antiguas costumbres por considerarlas supersticiosas y atrasadas. De hecho, y según se entera Kwein-lan escuchando las conversaciones de las criadas, su esposo intentó romper el compromiso, alegando que la joven no estaba instruida y que llevaba los pies comprimidos por vendas, al final sin embargo, decidió seguir adelante, pero las diferencias entre ambos parecen irreconciliables y el matrimonio destinado al fracaso.
Viento del Este, Viento del Oeste está narrado en primera persona por Kwein´Lan, a través de unas cartas que dirige a una amiga, a la que considera casi una hermana, que aunque parece ser extranjera, lleva mucho tiempo viviendo en China y comprende sus costumbres y tradiciones. La joven protagonista, busca un oído atento y benévolo, que se solidarice con ella y entienda sus inquietudes y temores.
La novela está dividida en dos partes: En la primera conocemos a Kwein-lan, como fue educada desde niña para ser una buena esposa tradicional. complaciente con su esposo y con la familia de este, saber llevar el hogar y , en el momento adecuado dar un varón ( o más si es posible) a su señor. También visitaremos la casa en la que se crió, similar a otras muchas entre los miembros distinguidos de la sociedad: su madre, la matriarca, como primera esposa, es la encargada de la organización doméstica, cuidar del patrimonio mientras su esposo está fuera y esperar a que su hijo varón, una vez concluidos sus estudios, se case con la mujer elegida para él y le de un nieto. Las concubinas, más o menos bellas, mientras tanto, se dedican a acicalarse y a cuidar de sus hijos, a la espera de que su amo y señor vuelva a casa.
Asistiremos además al matrimonio de Kwein-Lan y al choque entre la forma en la que fue educada la joven, en las tradiciones más ancestrales y las de su esposo, influido por sus estudios occidentales. Y como Kwein-lan intentará adaptarse a él por el gran amor que le tiene.
En la segunda parte, la protagonista nos presentará a su hermano, de niños fueron los mejores amigos, pero cuando el niño cumplió los nueve años, abandonó las habitaciones de las mujeres y se trasladó a las de los hombres, tuvieron que separarse y siguieron caminos diferentes. Ahora el hermano, que ha estudiado en América, vuelve a China con una esposa occidental y quiere presentársela a sus padres para que la acepten como una hija más. Un matrimonio que rompe con todas las costumbres y tradiciones milenarias. El choque entre ambas culturas, la de Oriente y la de Occidente, no puede salvarse en este caso más que por el triunfo de una sobre la otra.
En cuanto a los personajes: Tenemos a la protagonista, Kwein-lan, una joven educada según las tradiciones, que debe cambiar su forma de ser y pensar para adaptarse a la de su esposo a quien ama profundamente, Y es que en este caso, la esposa debe agradar a su esposo y plegarse a su voluntad.
La madre, representante de las antiguas costumbres, aunque parece fría y distante, en realidad ama a su hija y se preocupa por su felicidad, la educó según los valores tradicionales porque para ella eran los mejores, pero no se niega a que esta cambie en bien de su matrimonio.
Es la encargada de organizar el hogar  y de cuidar el patrimonio de su esposo, sabe ser severa cuando es necesario, pero también amable con las concubinas y la servidumbre.
Solo tiene un deseo, que su hijo cumpla con su obligación, casarse con la joven elegida para él y le de un nieto, que pueda arrodillarse ante el altar de los antepasados y cunpla con sus obligaciones para con ella una vez que muera.
La tercera concubina, La-may, la pequeña bailarina de Suchow, la favorita del padre, hermosa y chispeante, que le acompaña en sus viajes y sabe como agradar a su señor, hasta que le da un hijo y su delicada belleza se marchita, entonces pierde su favor. Representa lo efímero de la belleza y del deseo de los hombres.
Wan-Da-Ma, la fiel sirvienta del hogar ancestral de Kwein-Lan, está siempre informada de todos los chismorreos familiares, es una más de la familia. Su devoción al ama es absoluta.
Mary, la esposa occidental del hermano de Kwein-Lan, hija de un profesor universitario, educada en la liberal américa, no duda en acompañar a su marido a China e intenta adaptarse a sus costumbres, pese a que sus esfuerzos son rechazados por sus suegros.
Los hombres: el padre de Kwein-lan, el marido, el hermano, pese a la importancia que los hombres tienen en la cultura china, aparecen como seres profundamente egoístas, que ni siquiera tienen nombre. el padre, con su derroche de dinero y sus efímeras concubinas, al que no le importa romper el corazón de su esposa, el marido, que obliga a Kwein-lan a cambiar para ajustarse a la idea que él tiene de su esposa, el hermano, que siempre conseguía lo que quería, haciendo infelices a sus padres, imponiendoles una esposa extranjera y a su esposa, alejándola de su familia y su país para llevarla a otra donde no será aceptada.
El estilo de la autora es brillante, elegante, delicado y poético, sobre todo cuando nos habla de sentimientos.
Viento del Este, Viento del Oeste me ha gustado muchísimo y lo he disfrutado tanto como la primera vez que lo leí, la belleza de la prosa de la autora ha sabido envolverme y hacerme simpatizar y empatizar con Kwein-Lan en todas las ocasiones, pese a no compartir su modo de ver la vida.
La novela en mi opinión refleja magistralmente el choque cultural entre Oriente y Occidente, en la época en la que fue escrita, y el final deja abierto el camino a la esperanza...
Una historia que igual no tiene mucho sentido en la sociedad globalizada en la que vivimos, pero no por ello deja de ser hermosa y muy bien escrita.
(como podéis ver, mi edición está llena de manchas parece que le han puesto algo encima, la presté a una conocida y me la devolvió en ese estado, nunca más).
Para terminar:" Cuando reflexiono sobre la manera de interesarle, de pronto toda mi inventiva me parece estéril, yerma como los arrozales después de la cosecha. Durante las horas que paso a solas, ocupada en bordar, pienso en muchas cosas bellas y delicadas que le diría: Mi señor ¿ has visto el amanecer esta mañana?. Se hubiera dicho que la tierra saltaba al encuentro del sol, al principio todo era oscuridad; luego surgió la luz como una nota musical...".

Participa




12 comentarios:

  1. Gracias por la reseña. Te mando un beso

    ResponderEliminar
  2. Yo también leí bastante a esta autora en mi adolescencia. Este lo releí en 1981 y por eso figura en la lista de leídos. Los otros no aparecen, pero leí varios, todos de temática china.
    Por supuesto, no recordaba prácticamente nada del argumento, pero al ir leyendo tu reseña se me han ido despertando algunas cosas.
    Una autora para releer.
    Mi edición era de Plaza y Janes, de la colección Reno. Aún anda por casa de mi madre.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Pues no he leído nada de esta autora y mira que lleva tiempo entre mis pendientes y precisamente con este libro. A ver si me animo pronto. Y lamentable el estado en que te devolvió el libro. Sí, se quitan las ganas de prestar libros cuando los tratan así...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. EL primer párrafo de tu reseña podría haberlo escrito yo. Descubrí a esta autora siendo una niña: una amiga del pueblo me dejó dos de sus libros (uno de ellos era éste) y me encantaron así que leí buena parte de su obra. No me importaría nada una relectura.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No tengo claro si este libro me llama la atención o no... tengo un gran dilema.
    Nos leemos

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! No lo veo para mí pero me alegra que te haya dejado buenas sensaciones. Un besote :)

    ResponderEliminar
  7. Buenas tardes, Mar:
    Al igual que te ocurrió a ti, yo también viajé a China en la adolescencia mediante los libros de Pearl. S. Buck. Tuve la suerte de que mis padres tenían la colección de todas sus novelas y leía una tras otra extasiada por su magia. Llevo muchos años sin tocar uno de sus títulos, pero estoy segura que volveré a ella. Me ha encantado leerte y recordarla.
    Un abrazo y muchas gracias por tu reseña!!

    ResponderEliminar
  8. Si no recuerdo mal es el primer libro que leí de la autora y me gustó muchísimo. Es un libro que mi madre puso en mis manos siendo adolescente todavía. Todavía está en su casa y creo que es uno de los que ha leído más veces. No me importaría leerlo de nuevo porque en su día me encantó.
    Me ha gustado mucho tu reseña-
    Besos!

    ResponderEliminar
  9. No lo conocía pero parece un libro diferente y mágico, gracias por la reseña. Besos

    ResponderEliminar
  10. Hola!! Me llevo bien anotada tu recomendación, puesto que no conocía a la autora. ¡Genial reseña y gracias por el descubrimiento! Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Me encanta todo lo que has contado. Ese choque de culturas tan diametralmente distintas, los personajes, atrapados en vidas que no desean... Es el tipo de libro que tanto a Moniki como a mí nos gusta. Me lo llevo apuntado. Qué gran descubrimiento. ^^

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  12. Ains, Mar, qué buenos recuerdos me traes al ver que reseñas Viento del Este, Viento del Oeste. Hace años que la leí y me gustó mucho, porque Pearl S. Buck refleja con maestría la diferencia de culturas. Aunque, como resaltas en tu reseña, esta historia igual no tiene sentido en la sociedad globalizada que nos toca vivir, pero hay que leerla teniendo muy en cuenta la época en la que fue escrita. De esta autora me gustaron mucho La madre, también ambientada en China, y Orgullo de corazón, ésta con una historia ambientada en Estados Unidos. Te recomiendo las dos. Besos.

    ResponderEliminar