jueves, 21 de octubre de 2021

Muerte en Kenia de M. M. Kaye.

De M. M. Kaye he leído La sombra de la luna,  Pabellones Lejanos,  Zanzibar y alguna novela más que ahora no recuerdo,  hace muchos años, por eso cuando descubrí en las estanterías familiares,  me llamó la atención,  no sólo por el lugar en que se desarrolla,  sino también porque me venía muy bien para la Yincana Criminal,  y hoy la traigo al Blog. 

      Editorial: Plaza y Janés.Fecha de publicación: 1956/ 1988.250 pág.
La autora: Mary Margaret Kaye, más conocida como M.M.Kaye o Molly Kaye, fue una escritora e ilustradora británica que nació el 21 de Agosto de 1908 en Simla ( India) y falleció el 29 de Enero de 2004 en Suffolk ( Inglaterra). Famosa por narrar la vida en la India y Afganistán bajo el dominio británico, sobretodo en su celebre novela Pabellones Lejanos (que fue adaptada a la televisión en 1984). Kaye era hija de un funcionario británico que trabajaba en la India y gran parte de la familia tenía puestos similares. Su propio marido era un prominente militar a las órdenes de la Corona Británica, junto al que viajo a diversas misiones a lugares como Kenia, Egipto, Chipre o Alemania, lugares que aparecieron frecuentemente en sus novelas.Más tarde esos viajes le inspiraron para crear novelas históricas muy populares.
Entre sus novelas podemos destacar: Muerte en Cachemira, 1953, Muerte en Chipre, 1956, La sombra de la Luna, 1957, Muerte en Zanzíbar, 1958, Muerte en Kenia 1958, Pabellones Lejanos, 1978, Zanzibar, 1963.
Argumento: Alice vive aterrorizada en Kenia. Le parecía una tierra salvaje, llena de amenazas ocultas, donde únicamente había hallado un pequeño remanso de paz en la suntuosa casa de Em. Pero ya no se sentiría seguro en ningún sitio, pués últimamente habían sucedido en la casa algunas sombras extrañas, cosas inexplicables, infames, espantosas.
Zacharia, el viejo Kikuyo de pelo canoso que lleva casí cuarenta años al servicio de Em, intenta explicar la primera aparición del vándalo invisible que asediaba la casa, dijo que que trataba del gato.
M.M.Kaye, la inolvidable autora de Pabellones Lejanos, nos ofrece aquí un sugestivo relato policiaco, desarrollado en ambiente africano durante la época colonial.
Análisis de la novela y opinión personal: Alice y su marido Eden De´Brent se han trasladado a Kenia desde Inglaterra para vivir en Flamingo, la hacienda de Lady Emily ( Em), la abuela de Eden. Eden se crió en África, pero para Alice todo es nuevo y diferente.
Al principio Alice intentó adaptarse al lugar, pero le daba miedo el país, Kenia le parecía una tierra salvaje y cruel, llena de amenazas ocultas y solo se sentía a salvo entre las cuatro paredes de la casa de Em; pero eso también está a punto de cambiar, en los últimos tiempos, varios sucesos inexplicables han perturbado la paz: jarrones rotos, objetos desaparecidos, el perro favorito muerto... y todo parece apuntar a que la Em es la victima elegida por el vándalo invisible, poco a poco la atmósfera se vuelve cada vez más oscura y el ambiente más tenso, como la calma que precede a la tormenta.
Para complicarlo todo aún más, Victoria Carryll, sobrina de Em y antigua prometida de Eden, viene a quedarse, ayudará a Em como secretaría y se encargará de la parte administrativa de la granja lechera. Alice no ha podido negarse, pero la llegada de Victoria la hace sentirse aún más incómoda.
Entonces se comete el primer asesinato y no será el único...
Dividida en 18 Capítulos y narrada en tercera persona por un narrador omnisciente, la novela nos traslada a Kenia y a Flamingo, una hacienda cercana al lago Naivasha, el valle dorado con sus fríos cráteres y sus imponentes escarpaduras de lava, los hermosos nenúfares, las manadas de antilópes, los bosques de papiros y los acres y acres de tierra virgen, parecen envolvernos.
Además la historia nos presenta una serie de asesinatos dentro de un círculo cerrado, porque todos los sospechosos son vecinos y amigos y todos tienen un motivo...
La acción tiene lugar tras la rebelión del Mau Mau, también llamada La Emergencia en Kenia, una insurrección de rebeldes kikuyus contra la administración colonial británica. Sin embargo los Mau Mau no han sido exterminados del todo, algunos grupos aislados permanecen ocultos, entre ellos uno de los jefes, el famoso Coronel África...
El estilo de la autora es sencillo y ágil y el lenguaje muy colorido...
Los personajes no son muchos y no están demasiado perfilados. Tenemos a Alice, una joven inglesa que llega a Kenia tras su matrimonio y a la que le es difícil adaptarse a la vida de la Hacienda. Es bastante anodina, con su aspecto de "Madonna cansada"
Eden, esposo de Alice, se crió en África y Flamingo  es su casa, porque le parece normal instalarse allí, aunque vea que su esposa no es feliz. Es un joven atractivo, con gran encanto para las mujeres.
Lady Emily ( Em) DeBrent, a los diecisiete años, llegó  a Kenia con su esposo Gerald y no ha vuelto a salir de allí. Tras la muerte de su marido, hijo y nuera, ha cuidado de su nieto y sueña con una gran dinastía que continúe su labor en la hacienda. Parece ser el centro de los sucesos inexplicables que ocurren en Flamingo.
Victoria es la sobrina de Em, su madre era la hermana pequeña, se crió en Kenia, en una granja cercana, y vivió allí hasta la muerte de su padre cuando su madre y ella volvieron a Inglaterra. Pero su máximo deseo es regresar a Kenia, al que siempre consideró su hogar, de ahí que aproveche el ofrecimiento de Em, aunque ello suponga reencontrarse con Eden, su ex prometido.
Galbraith Markham (Gerry), administrador de Flamingo, no es demasiado hábil en el desempeño de sus funciones, pero toca muy bien el piano y por eso Em lo mantiene en el puesto, porque ella es aficionada a la música. Además bebe demasiado.
Lisa, su mujer, tampoco es feliz en un lugar tan apartado como Flamingo, ella preferiría vivir en una ciudad, con luces, tiendas, cafeterias... Está enamorada de Eden.
Hector y Mabel Brandon, vecinos y amigos de Em, viven en Brandonmead, una granja cercana, tienen un hijo, Ken, de diecinueve años, la niña de sus ojos, un joven apocado y rebelde, con su pose de artista airado.
Drew Stratton, otro vecino, tranquilo y apacible, pero cuando se necesita es un hombre de acción, un hombre en el que apoyarse, un oído comprensivo y una mano tendida.
Greg Gilbert, Superintendente de policía de Naivasha, que será el encargado de la investigar los asesinatos, en contra de su voluntad, todo hay que decirlo, porque todos los sospechosos son amigo suyos.
Bill Hennessy, su ayudante.
Zacharias, Samuel, Kamau, Wambui... criados kikuyus, meras sombras alrededor de sus patronos, que parecen estar solo para cubrir sus necesidades.
Muerte en Kenia es una novela entretenida y de fácil lectura, pero no ha terminado de convencerme. La ambientación es estupenda, los hermosos paisajes, sentir como va creciendo la tensión... es lo que más me ha gustado. Pero la historia se me ha parecido floja, la verdad, y me esperaba más y el final, aunque correcto, no me ha sorprendido tampoco. Los personajes no están demasiado perfilados y me ha resultado difícil empatizar con ellos, tal vez el de Victoria, será el mejor.
Es una pena que no me gustara más, ¡ Con los buenos recuerdos que tengo de Pabellones Lejanos y La sombra de la luna!, pero ese es un riesgo que se corre siempre que nos enfrentamos a una novela, incluso con aquellos autores cuyas obras nos han encantado. Y es que pienso que  a M.M.Kaye se le da mejor la novela histórica que la policiaca.
Para terminar: "... Pero no podía evitarlo. Intentó combatir el miedo durante mucho tiempo y finalmente, ahora había llegado al límite de su resistencia. Tendrían que marcharse de Kenia, ella y Eden.
Seguramente Eden comprendería que ya no aguantaba más. Pero ahora, además de darle miedo el país, le daba miedo la casa."

Participa



Sucedió en Asia, África y Oceanía: La acción transcurre en África o está escrita por un escritor/a africano.

 


 





8 comentarios:

  1. Una pena que no lo disfrutaras como pensabas. No me termina de llamar mucho pero sí tomo nota de las otras dos novelas del autor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Uy que pena que no te agradara tanto. Por el momento lo dejo pasar pero tal vez me anime luego. Te mando un beso y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, no me acordaba de esta autora. Yo también leí algún libro suyo hace siglos, ni siquiera recuerdo el título. Creo recordar que me gustó
    Lástima que esta no haya colmado tus expectativas
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No me atrae mucho el libro y viendo tu opinión final, aún menos. es una lástima que autores de los que tenemos buen recuerdo nos decepcionen. No sé cuál será tu caso. En el mío suele ser que la lectora que fui hace años, cuando leí al autor, ya no es la que soy ahora. Aunque también puede que hayas dado con un libro menor dentro de la obra de la autora.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Se ve una especie de Memorias de África pero llevado a la novela negra. Es una pena que tuviera ese final tan descafeinado. En fin, seguro que la próxima lectura es mejor. ^^

    Feliz finde ;)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! A mí este libro me llama por varias cosas pero especialmente por la ambientación. Siento que no te haya convencido del todo. Un besote :)

    ResponderEliminar
  7. Buenas tardes, Mar:
    Yo no he leído nada de la autora y no puedo opinar. Por lo que veo, no sería esta novela la ideal para conocerla. Me apunto Pabellones lejanos para el futuro, que veo que sí te gustó.
    Un abrazo y muchas gracias por la sinceridad de tu reseña!!

    ResponderEliminar
  8. Hola Mar!! Lo desconocía por completo, no descarto darle una oportunidad más adelante. Tomo buena nota de tus impresiones lectoras. ¡Gran reseña y gracias por tu recomendación! Besos!!

    ResponderEliminar