lunes, 31 de mayo de 2021

Ruth de Elizabeth Gaskell.

Ya he comentado en alguna ocasión que Elizabeth Gaskell es una de mis escritoras favoritas, así que imaginaros mi emoción cuando en el sorteo del sexto aniversario del blog las Inquilinas de Netherfield, me tocó Ruth, una de las novelas más revolucionarias de la autora, que además está descatalogada y solo es posible encontrarla de segunda mano.Al recibirla tenía claro que iba a leerla para el reto Todos los clásicos grandes y pequeños 2021 y hoy la traigo al blog dentro del apartado "clásico de 400 páginas o más".

      Editorial: dÉpoca. Fecha de publicación: 1853/2021.680 pág.
La autora:Elizabeth Gaskell nació el 29 de Septiembre de 1810 en Cheyne Walk, Chelsea, Inglaterra. Su madre, Eliza Holland provenía de una familia pudiente de Midlands y falleció cuando Elizabeth era un bebé. Su padre, William Stevenson , fue un pastor y escritor unitario.
Su infancia transcurrió en gran parte en un pueblo ubicado en Cheshire ( donde fue educada por su tía), aunque también vivió en la ciudad de Newcastle upon Tyne y en Edimburgo. Años más tarde, la joven se instalaría en Manchester, entonces una ciudad superpoblada y socialmente conflictiva, en los inicios de la revolución industrial.
No inició su carrera hasta 1845, como terapia contra la depresión que le produjo la temprana muerte de su hijo William.
Debutó con autora en 1848 con Mary Barton, cuyo contenido hace referencia a la explotación que sufrieron los obreros de las fabricas en la década de 1840. Amiga de Charles Dickens, con quién colaboró en su nueva revista, Household Words, con textos difundidos por entregas que en 1853 fue recopilado para dar origen a Cranford.
La vida de Charlotte Bronte, una de las biografías más destacadas del siglo XIX ( que le encargó personalmente Patrick Bronte, padre de la famosa autora) apareció en 1857.
Ruth 1853, Norte y Sur 1855, La bruja Lois 1861, Los amores de Sylvia 1863, La prima Phillis, 1864 y Esposas e Hijas 1866 ( publicada póstumamente), son algunas otras de sus obras.
Falleció el 12 de Noviembre de 1865 en Holybourne, Hampshire, a los 55 años de edad.
Argumento: Ruth, huérfana y aprendiz de costurera es seducida y cruelmente abandonada por el aristócrata Henry Bellingham. Una vez " deshonrada" pierde su trabajo y es condenada a la exclusión de la llamada "sociedad respetable". Sóla en el mundo, llega a pensar en el suicidio aún estando embarazada. En ese momento encuentra refugio en el hogar del vicario Thurstan, que decide esconder a todos el pasado de Ruth haciéndola pasar por viuda...
Análisis de la novela y opinión personal: Ruth Hilton es una joven hermosa e inocente que, con quince años pierde a su padre. Su tutor, un rico constructor de Skelton,  no quiere hacerse cargo de la huérfana y la coloca de aprendiz de costurera en el taller de la Sr Mason, propietaria de una casa de modas, pensando que lo mejor para la muchacha es aprender un oficio que le permita ganarse la vida ya que apenas le queda dinero.
Sometida a largas y agotadoras jornadas, Ruth añora a sus padres y la apacible vida del pequeño pueblo en el que se crió; la Sra Mason es una patrona dura, que no se anda con contemplaciones y Ruth es muy infeliz.
Una noche, en un baile al que Ruth accede acompañada de su patrona y varias compañeras con el encargo de reparar los trajes de las asistentes que `puedan sufrir algún deterioro, conoce al Sr Bellingham, un caprichoso aristócrata que desde el primer momento se queda prendado de la belleza y candidez de Ruth; a ese encuentro suceden otros, hasta que son descubiertos por la Sra Mason,  que escandalizada por la relación, expulsa a la muchacha de su taller. Sola y desamparada, acepta la propuesta de Bellingham y le acompaña en un viaje, que termina bruscamente cuando Henry enferma y la madre para separarlo de Ruth, se lo lleva lejos dejando a la muchacha librada a sus fuerzas. Abandonada y sin saber que hacer, Ruth intenta poner fin a su vida, pero es salvada por el Reverendo Benson, que la lleva a vivir a su parroquia con él y su hermana Faith, donde, al descubrir que Ruth está embarazada decide mentir sobre su pasado  y presentarla como la Sra Denbigh, una joven viuda... y es aquí cuando empieza la verdadera historia.
Dividida en 36 Capítulos y narrada en tercera persona por un narrador omnisciente, Ruth nos ofrece una demoledora crítica de la mojigata sociedad victoriana. Una sociedad en la que la mujer solo podía ser de dos tipos: Casta y pura o una "perdida", en la que el sexo ni se mencionaba ni se le esperaba y en la que el matrimonio era el destino natural de la mujer y toda relación fuera de él era pecaminosa y siempre se culpaba a la mujer que era la que llevaba al hombre por el mal camino y por lo tanto merecedora de castigo.
Imaginareis que en una sociedad así, Ruth, una novela protagonizada por una mujer perdida, pecadora, iba a levantar ampollas, porque además Elizabeth Gaskell no oculta en ningún momento su simpatía por Ruth, una joven huérfana dulce e inocente, que sin una mano cariñosa que la guíe, cae en las manos de un aristócrata que la seduce y luego la abandona. Una mujer así, merecería el castigo para la bienpensante sociedad victoriana, que no tendría en cuenta ni la inocencia ni el candor de Ruth antes de que Bellingham la sedujera ya que consideraría que tales virtudes, no eran más que artimañas de la joven para engañar al aristócrata. Sin embargo Gaskell no comporte esta opinión y ofrece a Ruth la posibilidad de dejar atrás su pasado de la mano del reverendo Benson, un ministro disidente, que pese a que se siente "horror" por el pecado de la joven, no puede abandonarla y poniendo en práctica la máxima " odia al pecado pero no al pecador", se la lleva a vivir con él y su hermana y le ofrece una nueva vida.
La publicación de Ruth fue un verdadero escándalo, los parroquianos protestaron en las Iglesias, se quemaron ejemplares en la calle y muchos lectores se mostraron indignados, una novela que daba protagonismo a una mujer perdida no podía estar al alcance de cualquiera y menos de las jóvenes que podrían dejarse influenciar.
Aunque no todas las críticas fueron negativas, gran parte de la critica y el público valoraron no solo la valentía y el compromiso de la autora sino su calidad literaria.
Y es que Ruth no solo es la historia de la redención de una mujer pecadora, sino también trata el tema de la necesidad de educar a las mujeres, lo que les garantizaría estar a "salvo" de ciertas situaciones, así como la influencia de la religión en la vida de la sociedad de la época ( como se demuestra por la cantidad de citas y referencias bíblicas).
Los personajes están muy bien perfilados, no solo Ruth, la protagonista, sino los bondadosos hermanos Benson, que pese a compartir la opinión de la sociedad con respeto al pecado de Ruth, actúan como verdaderos cristianos y no pueden dejarla desamparada, y aunque aborrecen la mentira, no dudan en usarla para protegerla. Sally, la criada, una mujer de gran corazón, que adora al reverendo Benson y que está dispuesta a hacer cualquier cosa por él, incluso apoyar una farsa con la que no está de acuerdo, es el personaje que aporta ciertos toques de humor, a una historia triste y trágica.
Henry Bellingham, el caprichoso aristócrata, malcriado por su autoritaria madre, acostumbrado a conseguir todo lo que quiere y a no sufrir nunca las consecuencias de sus actos.
El señor Bradshaw, rico comerciante, rígido e intransigente, que tiene en un puño a su esposa e hijos, el representa lo peor de la sociedad victoriana, la moral llevada al extremo y no dulcificada ni por el cariño ni por el perdón.
Jemimah: una de las hijas del Sr Bradshaw, una pura contradicción: impulsiva a veces, otras fría y distante, bondadosa y arisca, sincera y tierna, el personaje más humano de todos y el que más me ha gustado.
Y el estilo de la autora,delicado, elegante, inteligente, como siempre.
Me ha gustado muchísimo Ruth, aunque he tardado bastante en leerla porque iba a capitulo diario para que me durara más. Me ha parecido una novela muy critica y valiente, que trata un tema escandaloso para la época y lo hace de una forma muy clara, sin ocultar las simpatías de la autora por la protagonista.
Hoy puede parecernos difícil de entender la reacción de muchos lectores ante la novela y que se hubiera llegado incluso a la quema de ejemplares de la obra. También nos indignará la costumbre en una sociedad tan cerrada y machista de echar siempre la culpa a las mujeres de todos los comportamientos de los hombres preferentemente en materia secual, sin tener en cuenta que las mujeres menos formadas y preparadas ignoraban muchas veces en que jardines se metían y que si una manera de actuar es motivo de castigo, debe serlo para todas las partes por igual y no condenar siempre al más débil,
De todas formas cuando se juzga un clásico hay que intentar mirarlo con los ojos del momento en que fue escrito y no con los actuales, además tampoco hemos cambiado tanto, hace unos meses leí una novela desarrollada en el siglo XX  y el comportamiento de la mujer era criticado con la misma dureza que en el XIX, considerándola la culpable de todo...
Lo único que no me ha terminado de convencer del todo ha sido el final y no he sido la única, parece que Charlotte Bronte opinaba lo mismo que yo...
Para terminar: No quiero finalizar la reseña sin mencionar el estupendo trabajo de la Editorial dÉpoca en rescatar libros desconocidos y olvidados ( ¡Ojalá vuelcan a reeditarlo y algún otro que no he podido conseguir!), la cuidada edición y la magnifica traducción de Eva María González Pardo.

Participa






17 comentarios:

  1. Hola Mar!
    A mí la autora me la descubrieron justamente ellas, Las inquilinas de Netherfield, y desde ese momento me he convertido en admiradora fiel de la Gaskell.
    Este lo tengo por leer pero es uno de los que caerán antes de que acabe el año, palabrita del niño Jesús 😁🥰💋

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla de novela, sin duda esta editorial es todo un referente en este tipo de novelas y hace un trabajo mágnifico. Besos

    ResponderEliminar
  3. Solo he leído Norte y sur que me gustó mucho. cada vez que veo una reseña de algún libro de Elizabeth Gaskell me propongo leer más cosas y luego va pasando el tiempo.
    Se ve que las sociedades son reacias a que se las saque de la ignorancia y a aprender algo de quienes están dispuestos a hacer avanzar el mundo. menos mal que siempre hay un grupo de adelantados a su época que lo van consiguiendo con trabajo y a veces con riesgo de su vida. Lo peor es que de todos los que estaban dispuestos a quemas el libro, muchos ni lo habrían leído ni sabrían leer y muchas serían mujeres.
    Tomo nota. A ver si este libro de la autora tiene más suerte en mi lista y sale pronto de ella.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! ^^
    Yo de momento no estoy interesada en leer a esta autora. Es que no soy muy de clásicos, pero veo que en general has disfrutado de la lectura.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola.
    No he leído nada de la autora y admito que yo huyo de los clásicos así que este libro lo voy a dejar pasar.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  6. Esta no la he leído aún pero caerá tarde o temprano. Y tu reseña me confirma que la voy a disfrutar mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Me encanta esta editorial y sus libros. Estoy de acuerdo en rescatar libros olvidados o desconocidos. Gracias por la reseña.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  8. Querida Mar:
    Gaskell también es una de mis escritoras favoritas. Creo que no me falta por leer ninguno de los títulos suyos que se han traducido a nuestro idioma. Aunque Ruth no es mi novela favorita de la autora, ve en esta novela un valor incalculable. Sin duda, todo lo que has argumentado justifica mi opinión. El final no es el que quisiéramos muchos, es cierto, pero probablemente es el que se ajusta mejor a la realidad del momento social. En otras novelas se permitió ser más romántica y soñadora, no en ésta. Te felicito por tu estupenda y empática reseña. Es un placer venir a tu sitio y encontrarme como en casa.
    Un abrazo fuerte y felices lecturas!!

    ResponderEliminar
  9. He descubierto a esta autora hace poco tiempo y ya he leído dos de sus libros, me gusta y este ya lo tenía anotado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Holi!
    De Gaskell no he leído nada aun pero la tengo muy pendiente desde que la dimos en la carrera hace unos años. Seguramente empiece por North and South pero no descarto también darle una oportunidad a Ruth a pesar de ese final tan decepcionante que parece tener, a ver que me parece a mi!!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! No sé si termina de llamarme... Siento que ese final no haya sido el esperado. Un besote :)

    ResponderEliminar
  12. Tienes toda la razón, recuperar estos títulos es un regalo porque permite que lleguen a nuevos lectores que quizá, de otra manera, ni los llegarían a conocer. Besote

    ResponderEliminar
  13. ¡Holaaaaa!

    Pues me gusta Gaskell pero no tenía ni idea de que tenía este título, así que muchas gracias por descubrirlo.
    De hecho, me ha encantado el tema que trata, que sea tan escandaloso para la época y que rompa un poco con esa visión que se tenía de la mujer y de los únicos papeles que podía desempeñar en la época. Olé por la autora.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  14. La leeré para el reto de Serendipia recomienda. Veo que es una lectura interesante, por lo que nos comentas en tu magnífica reseña. Desde luego que hay que leer los clásicos tenuendo en cuenta la época en la que fueron escritas estas novelas, pese a que en muchas de ellas se abordan temas que están vigentes hoy día. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Creo recordar haber leído otra reseña, y cada vez se me apetece más. Qué pena que esté descatalogado. Fantástica reseña.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  16. Una novela valiente, sin duda, o, más bien, una escritora valiente.
    De Elizabeth Gaskell solo he leído Norte y Sur, que me gustó muchísimo. Siempre me digo que tengo que repetir con la autora pero siempre voy postergando mi propósito. Incluso me planteo a veces releer Norte y Sur, en parte porque sé que la volvería a disfrutar muchísimo y en parte porque en su momento no la reseñé y me gustaría que asomara por el blog.
    Una pena que esta novela esté descatalogada.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Cómo me alegra que te haya gustado tanto Ruth... no es mi favorita de la Gaskell porque tengo algunas en un pedestal, pero el libro en sí mismo es maravilloso y muy valiente por parte de la autora (aunque el final no lo sea tanto y sea, por desgracia, muy ajustado a la época y su realidad). Y aun así no se libró de ser hasta quemado en las calles... En fin, otra joya recuperada por la editorial dÉpoca. Me alegré muchísmo de encontrar esta copia (y en tan buen estado) porque el libro está completamente desaparecido, y más todavía me alegra que fuese a parar a unas manos que lo han disfrutado tanto, de verdad :)

    ¡Besote!

    ResponderEliminar